acierto.com
Servicios premium

La compañía Yoigo, que ya anunció en febrero la puesta en marcha de un sistema de protección para sus clientes ante los servicios Premium de suscripción, ha dado a conocer sus detalles y además ha explicado que las nuevas altas tienen bloqueado por defecto el acceso a este tipo de SMS, mientras que en el resto de clientes se está implantando de forma progresiva.

 

Según la compañía,  este nuevo modo de control hace que cuando un cliente intente activar un servicio Premium de suscripción se le pedirá confirmación mediante un SMS para desbloquearlo y tener acceso a ellos si está realmente interesado. En caso de que el cliente no quiera tener acceso a estos servicios Premium, solamente tendrá que responder “NO” al mensaje de confirmación recibido para seguir teniendo activo el bloqueo.

 

Los clientes que decidan tener acceso a los servicios Premium de suscripción sabrán en todo momento que están usando este tipo de contenidos, el importe que les va a cobrar el proveedor y el teléfono de atención al cliente de este último.

 

Además, los usuarios podrán solicitar la baja inmediata en este tipo de servicios respondiendo con la palabra BAJA al SMS que se les envió en el momento de la confirmación de su activación. Estos mensajes son estándar y controlados por Yoigo directamente, no por el proveedor del servicio.

 

Otra de las características de este nuevo sistema es que el cliente tiene disponible un nivel de control de su consumo mensual de todos los servicios Premium: llamadas de voz, mensajes de texto y compra de contenidos con pago móvil. Cuando el usuario llegue a los 40 euros de consumo Premium mensual se le comunicará, de manera que si quiere seguir accediendo a estos servicios en el mes en curso, se le solicitará que lo confirme contestando al SMS que ha recibido al alcanzar dicho límite.

 

Como ya explicamos en otro reportaje, los servicios Premium no se incluyen en las tarifas planas y suelen convertirse en un quebradero de cabeza para los usuarios, puesto que incrementan de forma considerable el importe de las facturas. Los mensajes Premium forman parte de un servicio de comunicación, que se cobra a sus usuarios a través de cada mensaje de texto que éstos reciban. 

 

El principal quebradero de cabeza viene cuando el usuario no es consciente de estar contratando un servicio. Normalmente, son varias las vías para suscribirse de forma "inconsciente": a través de páginas webs donde para participar en un sorteo o concurso se pide el número de teléfono móvil; mediante descargas de aplicaciones; o por un mensaje de WhatsApp en el que se finge ser un viejo amigo y se pide una respuesta.

 

La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) recomienda solicitar a tu compañía telefónica que bloquee la recepción de contenidos de este tipo de servicios Premium o de tarificación adicional. Además, hay que evitar contestar aquellos mensajes que provengan de números desconocidos y que comiencen por 2, 3, 7 o 9, así como prestar atención a las webs de concursos, juegos o descargas donde soliciten nuestro número de teléfono.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?