acierto.com
Nissan LEAF

Mucho se está hablando los últimos tiempos de los coches híbridos, que ya podemos ver por muchas calles, y de los eléctricos. Estos últimos, en cambio, no acaban de despegar en ventas en nuestro país y nos hemos preguntado por las razones. ¿Es que el ahorro no es suficiente o simplemente hay otras barreras que se deben salvar?

 

Según afirma Nissan, hacerse con un coche eléctrico, el LEAF, de última generación sale por 24.000 euros. Por este dinero nos proporcionan un coche totalmente eléctrico con una autonomía de 199 kilómetros por recarga y una cuota mensual de 79 euros al mes en concepto de leasing de baterías (se puede elegir comprar las baterías, pero eso encarece el precio del coche).

 

Nuestras propias cuentas

 

Hagamos nuestras propias cuentas en cuanto a consumo. Imaginemos que usamos el coche para recorrer diariamente 50 kilómetros diarios, lo que serían 18.000 al año:

 

Vehículo eléctrico:

  • Kilometraje: 18.000 km al año
  • Consumo medio del Nissan LEAF 20kWh/100 km. El kWh en horario valle cuesta 0,06 €.
  • 20 x 0,06= 1,2 € coste a los 100 km, entonces 18.000 salen a 216€ (18 al mes)

 

Vehículo de Gasóleo A:

  • Kilometraje: 18.000 km al año
  • Consumo medio 8,5/100. El litro de gasóleo A sale a 1,38 €/litro
  • 8,5 x 1,38= 11,73 € hacemos 100 km, entonces 18.000 salen a 2111,4€ (175,9 al mes)

 

El ahorro es considerable, pero vamos a ver si ese ahorro justifica la compra del coche: En su versión más económica, el LEAF cuesta 24.000 euros mas 948 al año en concepto de alquiler de batería. Supongamos que el coche nos dura 10 años, entonces acabaremos pagando 33,480. En esos diez años gastaríamos en electricidad, recargando siempre en tarifa valle, 2160 euros, lo que nos da un total de 35.640 euros.

 

Si ya tenemos vehículo de gasóleo y nos gastamos 2111 al año en carburante, llegaríamos a los 35640 euros de gasto que hemos marcado para diez años con el LEAF en casi 7 años de uso.

 

¿Cuál es problema de los coches eléctricos?

 

Como hemos visto, las cuentas no son de todo ventajosas al precio actual. A pesar de que coches como el Nissan LEAF o el Opel Ampera gozan de gran espacio interior, buen equipamiento y climatización, son totalmente ecológicos, no producen ruidos, son suaves y muy fiables y además podemos conseguir ayudas del Estado en su compra, las cuentas no salen del todo.

 

Renault Twizy

 

Su precio inicial parece ser una barrera insalvable para muchas familias, aunque por ejemplo el Renault Twizy (encima de estas líneas en la foto) cuesta en torno a los 7300 euros, aunque no tiene las mismas características que el LEAF.

 

Por otro lado los coches eléctricos actuales parecen cubrir perfectamente algunas necesidades, pero no la de la mayoría de las familias, que de cambiar de tecnología estarían optando por los híbridos.

 

Además, los coches eléctricos no gozan de grandes frenadas, pues todo está pensando para ahorrar batería incluyendo las ruedas, no son aptos para viajes largos y la carga de su batería puede resultar realmente pesada. Aunque existen lugares para realizar cargas rápidas de 30 minutos en las que conseguimos un 80 % de carga, la carga doméstica, que es la más común, puede irse hasta las 12 horas dependiendo del modelo, entre otros factores.

 

Otro de los impedimentos para la generalización de los coches eléctricos es la propia Administración. En plena crisis hay presupuestos destinados ayudas a la compra de estos vehículos que simplemente no se están ejecutando y tampoco se lleva buen ritmo en la ayuda a colocación de puntos de carga rápida, según aseguran los propios fabricantes.

 

También te puede interesar: