acierto.com
El Ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria López

El Gobierno ha decidido prorrogar las ayudas a la compra de vehículos del plan PIVE, que subvenciona con 2.000 euros (aportados a partes iguales por el Estado y el fabricante), durante durante 12 meses o hasta agotar los fondos, que son de 150 millones de euros. El nuevo Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente (PIVE 2), está en vigor desde el 4 de febrero y puede ser ya aprovechado por cualquiera que quiera renovar su vehículo por uno más eficiente y ecológico.

 

Se pueden beneficiar de este plan particulares, profesionales, autónomos, microempresas y PYMES, así como familias numerosas que compren un vehículo de más de 5 plazas, en cuyo caso la ayuda asciende a los 3.000 euros.

 

En cuanto a las condiciones, la ayuda se descontará del precio final del turismo, que debe ser uno convencional (categoría M1), híbrido, o eléctrico de autonomía extendida clasificado como clase A o B por el Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), así como vehículos comerciales ligeros. Es necesario de de baja un vehículo de más de 10 años para particulares o de 7, para vehículos comerciales ligeros. Además, el precio del vehículo no podrá superar los 25.000 euros excepto para eléctricos e híbridos. Para familias numerosas, el límite se eleva a los 30.000 euros, siempre antes de IVA.

 

El objetivo de PIVE 2, además de ayudar a la industria de la automoción en tiempos de crisis, busca retirar del mercado unos 150.000 turismos y vehículos comerciales ligeros viejos para sustituirlos por otros con mucho menos consumo de combustible y más ecológicos. Se espera además una mejora en materia de seguridad vial gracias al mejor equipamiento de seguridad de los nuevos coches.

 

Según cálculos del (IDAE), el ahorro energético podría ascender a unos 78 millones de litros de combustible/año, lo que implica en términos económicos y al precio actual del barril, un ahorro de 36 millones de euros/año en importaciones de petróleo. La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero sería de alrededor de 262.000 toneladas/año de CO2.

 

El nuevo plan PIVE llega tras el éxito del primero, cuyos fondos se agotaron en tan solo tres meses de operación. En ese tiempo se realizaron casi 75.000 reservas, que se repartirán un prespuesto de 75 millones de euros.