acierto.com
Nissan LEAF

Hoy hemos podido leer en el boletín oficial del Estado (BOE) los pormenores de las esperadas ayudas directas del Estado para fomentar el coche eléctrico. Habrá hasta 5500 euros de ayuda por cada coche eléctrico que se compre con una autonomía superior a los 90 kilómetros.

 

El objeto del Real Decreto 294/2013, de 26 de abril, por el que se conceden ayudas directas para la adquisición de vehículos eléctricos nuevos, aquellos cuya energía de propulsión procede, total o parcialmente, de la electricidad de sus baterías cargadas a través de la red eléctrica, supone un gran paso para fomentar la eficiencia energética, una mejora medioambiental y una menor dependencia del petróleo.

 

La cuantía de las ayudas será de 2.500 euros para aquellos vehículos con autonomía exclusivamente eléctrica no superior a los 40 kilómetros y no inferior a 15 kilómetros, 3500 para aquellos entre 40 y 90 kilómetros y 5500 euros para los vehículos de más de 90 kilómetros de autonomía.

 

El presupuesto total destinado a este plan es de 9.893.330,56 euros y se podrá solicitar en la Dirección General de Industria y de la PYME del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. No habrá esta vez entidades colaboradoras, las ayudas serán distribuidas en esta ocasión directamente por este órgano.

 

El plazo de presentación de solicitudes de las ayudas para vehículos adquiridos a partir del 1 de enero de 2013 comprenderá desde la apertura del sistema electrónico de gestión hasta el 31 de octubre de 2013, ambos inclusive, o hasta el agotamiento de los fondos señalados.

 

En cuanto a las restricciones, no entran dentro del plan las motocicletas, y, teniendo en cuenta el actual escenario de restricciones presupuestarias de las Administraciones públicas, las ayudas se han limitado también a las personas físicas, los profesionales autónomos y las empresas privadas.

 

Las medidas de impulso de vehículos eléctricos no pretenden solo fomentar tecnologías más eficientes y ecológicas, se trata además de facilitar una mayor utilización de este tipo de vehículos a efectos de contribuir a un mejor aprovechamiento de las energías renovables, favorecer la reducción de emisiones en los puntos de mayor concentración de las mismas y disminuir la dependencia de los productos petrolíferos, así como la oportunidad de situar a España en un lugar destacado en un mercado claramente emergente.

 

Más información: ¿Cuánto ahorra realmente un coche eléctrico?