acierto.com
Seat

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha abierto varios expedientes sancionadores a distribuidores de vehículos de las marcas Nissan, Renault, Volkswagen, Audi, Seat, Toyota, Land Rover, Hyundai, Opel, Chrysler, Fiat, Ford, Chevrolet, Honda, Kia y Peugeot por posibles prácticas anticompetitivas, como la fijación de precios y condiciones comerciales y de servicio o el intercambio de información comercial sensible en el sector de la distribución de vehículos de motor en España.

 

La apertura de expedientes tiene lugar tras las investigaciones realizadas por la CNC los pasados días 4, 5 y 6 de junio y 23, 24 y 25 de julio, en las que se realizaron una serie de pesquisas en las sedes de asociaciones de concesionarios de Volkswagen, Audi, Skoda, Seat, Opel, Ford, en la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (FACONAUTO) y en las sedes de Nissan, Renault, Toyota y Snap - On Business Solutions de España.

 

La CNC, tras estas investigaciones, ha observado indicios racionales de la existencia de prácticas que violan la defensa de la competencia en el sector de la distribución de vehículos de motor y como consecuencia ha iniciado un expediente a varios distribuidores de vehículos de motor de las marcas Seat, Volkswagen, Audi, Skoda, Nissan, Toyota, Land Rover, Hyundai y Opel así como a diversos concesionarios que se encargan de comercializar vehículos de estas marcas por conductas anticompetitivas como fijación de precios o intercambio de información comercial sensible.

 

Por otro lado, la CNC también investigará más a fondo a las empresas Nissan, Renault, Toyota, Chrysler, General Motors, Fiat, Ford, Chevrolet, Hyundai, Honda, Kia, Peugeot, Volkswagen, Seat y Snap – On Business Solutions de España por llevar a cabo acuerdos de intercambio de información comercial y estratégica entre las distintas compañías.

 

Estas sanciones suponen para estas empresas distribuidoras una multa que puede ascender hasta un 10% del volumén de negocios del ejercicio inmediatamente anterior al de imposición de la multa.

 

Sin embargo habrá que esperar un periodo máximo de 18 meses para la instrucción de estas saciones, periodo ante el cual se podrán aceptar por parte de las empresas o compañías sancionadas documentos probatorios que demuestren la existencia de estas conductas, consiguiendo de este modo la exención del pago de la multa.

 

Estos expedientes sancionadores pueden ser la vía a través de la cual se logren precios mucho más competitivos, que permitirán a los conductores adquirir vehículos de motor a precios mucho más ventajosos que los ofrecidos actualmente.

 

Otras noticias que pueden interesarte: