acierto.com
Exposición en concesionario de Volkswagen

El mercado de vehículos continúa subiendo en nuestro país. En junio registró un aumento del 23,9 % con respecto al mismo mes del año pasado al totalizar 90.158 ventas. Esta mejora llega después de que los concesionarios perdieran el 65% de su volumen de actividad en los seis años de crisis. Un gran acierto han sido los planes de ayuda del Gobierno denominados PIVE, aunque también los esfuerzos realizados en campañas promocionales realizados por los propios concesionarios, que el pasado mes alcanzaron los 4.199 euros de media.

 

En junio, justo cuando se alcanzaba el ecuador del año, los concesionarios ofrecieron un ahorro medio a sus clientes de 4.199 euros, una cifra superior a la conseguida en mayo, que fue de 4.131 euros. De esta manera, la media registrada en lo que llevamos de año se sitúa en 4.086,50 euros, muy por encima de la obtenida en 2013, cuando quedó en 4.013,67 euros, y a la de 2012, que alcanzó los 3.457,25 euros.

 

Esto supone que el precio efectivo de la compra también varíe, aunque ésta queda influida por el tipo de vehículo que se adquiere cada mes. En junio, el precio medio efectivo fue de 19.195,00 euros, aunque el precio inicial de venta al público era de 23.394,00 euros, mientras que en mayo el coste medio de los coches adquiridos fue de 19.091,00 euros, aunque el precio original era de 23.222 euros.

 

Así, la media anual en el precio asumido por los consumidores quedó en 19.614,67 euros, aunque el inicial medio fue de 23.701,17 euros. Comparado con el precio medio del año pasado, el coste asumido por los compradores fue de 19.518,37 euros aunque inicialmente tenían un coste de 23.532,03 euros. Y en 2012, los compradores pagaron de media 20.144,67 euros, aunque su coste original era de 23.601,92 euros.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?