acierto.com
Plan PIVE 6

Hace pocos días que conocimos que el Gobierno destinará otros 175 millones de euros al Plan PIVE 6 para seguir renovando el parque de vehículos español. El nuevo plan supone que, en la mayoría de los casos, el concesionario ayude en la compra del coche nuevo con 1.000 euros de descuento y el Gobierno ponga otros 1.000, de forma que el coche se abarata considerablemente. ¿Por qué se sigue renovando este plan? ¿Es oro todo lo que reluce?

 

El Plan PIVE tiene sus luces y sombras. Las desgranamos en cinco puntos que probablemente no supieras sobre este plan.

 

  • Existe todo un mercado dentro del vehículo de ocasión destinado a vender coches que solo sirven para ser usados como moneda de cambio para el plan PIVE. Por unos pocos cientos de euros existen empresas que proporcionan coches viejos y se encargan de todo el papeleo necesario para conseguir el dinero del Plan PIVE. Al Gobierno no parece preocuparle este hecho mientras se vendan nuevos coches, se siga generando empleo, pagando impuestos relacionados con el coche y la gasolina, seguros y un largo etcétera.

 

  • Las ayudas del plan PIVE no están exentas de impuestos, al menos en su totalidad. No hay que tributar por los 1.000 euros que pone el concesionario, pero sí debemos reflejar en nuestras declaraciones los 1.000 que pone el Gobierno en el apartado de ganancias patrimoniales. Además, la cuantía de lo que debemos devolver al Estado en la declaración depende de nuestros ingresos y, por tanto, puede llegar al 56% en algunos casos.

 

  • Los concesionarios, debido a la crisis y las bajas ventas, ya estaban ofreciendo enormes descuentos para dar salida al stock. Es por eso que las ayudas del plan PIVE en muchas ocasiones se solapan con estas ayudas y no se suman, de forma que el descuento puede no ser mayor debido al plan PIVE. De hecho, muchos resaltan el “efecto llamada” del plan más que su descuento real.

 

  • En plena crisis el Gobierno sigue renovando el plan PIVE y su dotación no baja, sigue en 175 millones de euros. Además de las bondades medioambientales y de todo tipo que ya conocemos en torno a este plan, también supone un gran negocio para el Estado. Se estima que de cada euro que el Gobierno “invierte”, recibe 3 a cambio. De los 715 millones de euros invertidos hasta la fecha en todos los planes, el Estado habría recogido en torno a 2.000 millones.

 

  • La ayuda habitual del plan PIVE son 2.000 euros, pero esta ayuda puede ser mucho mayor en caso de compra de coches familiares. En este caso la ayuda crece hasta los 2.500 euros. Y el plan también conlleva ayudas al coche eléctrico que pueden llegar hasta los 6.500 euros.

 

Más información: Los detalles del plan PIVE 6

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?