acierto.com
Surtidor de gasolina

Será casualidad o no, pero el pasado lunes la gasolina alcanzó su máximo anual a solo unos días de que comience la operación salida de las vacaciones de verano. El precio medio de la gasolina al inicio de la semana era de 1,448 euros por litro, tras los impuestos nacionales, mientras que el del gasóleo alcanzaba los 1,34 euros por litro, según el Boletín Petrolero de la Unión Europea, lo que supone los registros más altos desde septiembre de 2013, según el mismo informe comunitario.

 

Estos precios suponen un encarecimiento del 1,4% en la última semana en el caso de la gasolina, y de un 2,9% desde enero, así como un 1,6% desde la misma fecha del año pasado.

 

Esto además, sitúa los precios en España por debajo de la media europea. En el caso de la gasolina, la media comunitaria es de 1,586 euros por litro, mientras que los países con un precio mayor son Holanda (1,775), Italia (1,753), Grecia (1,696), Finlandia (1,654) y Suecia (1,639). En el lado opuesto, los países más económicos son Bulgaria (1,278), Estonia (1,278) y Polonia (1,318).

 

En el caso del combustible diésel, el precio medio europeo es de 1,427 euros por litro, cuando los países con un mayor coste son Reino Unido (1,695), Italia (1,637), Eslovenia (1,365), Eslovaquia (1,361), y Malta (1,360). En el caso contrario, los países más baratos son Luxemburgo (1,204), Estonia (1,271) y Letonia (1,271).

 

Sin embargo, consultando el mismo informe de la Unión Europea encontramos que la gasolina en nuestro país tiene un coste antes de impuestos de 0,732 euros por litro, mientras que la media europea es de 0,683. El del gasóleo es de 0,737 euros por litro en España, cuando en el viejo continente es de 0,703. La curiosidad aquí está en que la gasolina en nuestro país cuenta con más impuestos cuando es el diésel el tipo de combustible que más se usa y el que más recelos suscita entre los órganos que regulan las emisiones, por su alto nivel contaminante.

 

Son muchos los argumentos esgrimidos para entender este repunte del precio, aunque el más utilizado es el del persistente enfrentamiento en Irak, las tensiones con Venezuela, así como en otros países productores de petróleo. Esto habría aumentado el precio del barril de crudo hasta los 114,3 dólares en el baremo Brent.

 

Hay muchas formas de conseguir suculentos ahorros en combustible, la mayoría las hemos recopilado en nuestra guía de la gasolina barata. También os recomendamos examinar bien las tarjetas de ahorro en gasolina existentes en el mercado.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?