acierto.com
Seat León ST

Una de las grandes inversiones de las familias españolas después del hogar suele ser el coche, una compra que para muchos españoles puede suponer fácilmente más de 20.000 euros. Los precios de los coches no están grabados en piedra, una buena planificación de la compra y la aplicación de unos sencillos trucos para negociar bien en el concesionario pueden marcar la diferencia entre pagar 2.000 euros más o menos por el mismo vehículo.

 

Tras visitar muchos concesionarios y lidiar con muchos comerciales, hemos identificado todos estos trucos que te pueden ayudar a ahorrar una gran cantidad de dinero a la hora de comprar un coche nuevo:

 

Trucos para conseguir el mejor precio: planifica bien la compra

 

  1. Infórmate bien sobre el coche y el precio estimado antes de comenzar a visitar concesionarios. Internet es muy útil para esto, existen muchos foros y webs interesantes con fichas muy completas

  2. Todos tenemos una marca preferida, pero a la hora de buscar el mejor precio es mejor liberarse de prejuicios y emociones

  3. Márcate objetivos con respecto al segmento del coche y a tu presupuesto máximo

  4. Confecciona un documento con las características, consumos y equipamiento de cada modelo junto a su precio estimado. Cada modelo dispondrá de muy diferentes motorizaciones y equipamiento incluido de serie y opcional, lo cual afecta mucho en el precio.

  5. Mira el precio en la web del fabricante, pero ten en cuenta que es solo orientativo: suele estar muy inflado. El que verás en los anuncios de televisión tampoco es muy exacto, suele corresponder a la versión más básica que normalmente no lleva ni el motor ni el equipamiento ideal

  6. Debes controlas los tiempos, examinar los modelos sin prisa y evitar ser impulsivo en la compra

  7. Ten en cuenta en este momento el precio del seguro, sobre todo si el conductor va a ser joven o de grupo de los considerados de alto riesgo para las aseguradoras.

  8. Consulta las cifras de ventas que salen cada mes. A mayores ventas de un modelo, probablemente conseguirá menos descuento conseguirás. Lo mismo ocurre con los modelos más modernos frente a los que llevan más tiempo en el mercado

  9. ¿Gasolina o diésel? Antes de ponerte en marcha, haz tu elección. Los diésel suelen ser entre 1.000 y 2.000 euros más caros y en general se amortizas si realizan en torno al 20.000 kms anuales

 

Trucos para negociar en el concesionario

 

Concesionario Toyota

 

  1. Ten siempre presente que el comercial está entrenado para conseguir vender el coche al mayor precio posible, es su trabajo y normalmente tiene gran experiencia en ello. Ten en cuenta que tus intereses son totalmente opuestos a los suyos.

  2. Al principio, pide el precio final y al contado sin confesar que tienes derecho al plan PIVE u otros descuentos. Rechaza también la financiación, al menos de momento. El objetivo es conseguir un precio real final para comenzar a arañar el precio.

  3. Pregunta qué hay en stock en ese momento, por si hubiera algo interesante ya matriculado con rebaja.

  4. Regatea un poco sin ningún miedo ni pudor: es lo normal. Sin muchas dificultades deberías conseguir que el concesionario se haga cargo del impuesto de matriculación y el recargo por el transporte. Tampoco es imposible que el concesionario se haga cargo de los gastos asociados al cambio de nombre del vehículo que se ofrezca para obtener los descuento del plan PIVE. El papeleo no suele suponer mayores problemas para el concesionario.

  5. Mira a ver si tienes derecho a otros descuentos. Muchas marcas hacen descuentos a determinados colectivos laborales, a determinadas empresas con las que colaboran u en virtud de otros acuerdos como por ejemplo con aseguradoras. Descuentos de este tipo suelen conseguir arañar el precio unos 200 o 300 euros.

  6. Cuando hayas agotado ya todas las posibilidades de descuento, entonces haz valer el Plan Pive si lo vas a utilizar. Ten en cuenta que el concesionario tiene que poner 1.000 euros y el Gobierno, otros mil, aunque el Plan Pive no es tan ventajoso como parece.

  7. Si realmente lo necesitas, es en este momento cuando debes acudir a la financiación. La mayoría de concesionarios tienen una modalidad modalidad por la que hacen un pequeño descuento si financias el coche

  8. Elige un color de coche que no tenga suplemento. Normalmente el color blanco no tien coste y, dependiendo de la marca, un color más disponible. Este color normalmente tiene una capa menos de pintura, por lo que probablemente no es tan espectacular desde el punto de vista estético que los metalizados, pero la calidad será igualmente excelente.

  9. La garantía mínima es de 2 años: intenta conseguir al menos 4. Los coches modernos tienen muchos extras y componentes eléctricos y no es descabellado que alguno falle. Los cuatro años de garantía se suelen incluir en la financiación para hacerla más atractiva.

  10. No dudes en pedir varios presupuestos en diferentes concesionarios de la misma marca, pero ten en cuenta que los comerciales procurarán no quitarse los clientes unos a otros. Pide varios presupuestos incluso por correo electrónico o teléfono.

  11. Visita todos los concesionarios y marcas que puedas. Casi todas las marcas suelen tener su propia versión de cada uno de los segmentos (urbano, berlina, todoterreno, etc) y es muy recomendable consultar precios en diversas marcas. Se conseguirá información muy valiosa para conseguir mejores precios.

  12. Prueba el coche antes de decidirte, a ser posible el coche más parecido al que vayas a comprar. Eso sí, cuando lo pruebes no hagas locuras, pues el seguro en ese momento puede que no te cubra bien.

  13. Al final, justo antes de aceptar la oferta, haz un último esfuerzo y exige algo de equipamiento extra gratis antes de firmar.

 

Consejos en la firma y recogida del coche

 

  1. Lee bien todo antes de firmar. Haz cálculos y asegúrate si financias de que la entrada más las cuotas son realmente el precio final que te habían dicho que ibas a pagar.

  2. Inspecciona bien el coche cuando tomes posesión del mismo. Asegúrate de que no tiene desperfectos y de que cuenta con todos los elementos, como la rueda de respuesto o el kit antipinchazos, así como el equipamiento prometido.

  3. Durante las dos primeras semanas pruébalo bien, comprueba que todo funciona correctamente y recuerda que la ley te faculta a desistir de la compra en los 14 días siguientes a la misma sin dar explicaciones.

 

Más información:

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?