acierto.com
gimnasios-low-cost

Ahora que está llegando el verano, muchos seguro que estáis pensando en la operación bikini. Algunos incluso os habréis apuntado a un gimnasio o está entre vuestras intenciones. Como somos previsores, hemos buscado toda la información sobre algo que en los últimos años está teniendo bastante éxito en España, los gimnasios low cost. 

 

Para conocer un poco más en qué consiste este fenómeno que cada vez suma mas adeptos y conocer todos los detalles hemos preparado esta guía que esperamos os sea de utilidad. Os ayudamos a elegir el mejor gimnasio comparando precios y servicios, así podréis elegir el que más os convenga.

 

Cómo funcionan los gimnasios de bajo coste

 

Los gimnasios de bajo precio empezaron a hacer su aparición en España hace unos tres años, la compañía DreamFit abrió el primero de estos locales a finales de 2010, pero antes de su aterrizaje en nuestro país, ya habían tenido éxito en otros países como Estados Unidos, Reino Unido o Alemania.

Fundamentalmente se trata de gimnasios más baratos con cuotas que rondan los 24,08 euros IVA incluido (normalmente en pagos trimestrales) y donde la gran mayoría incluye clases dirigidas y horarios bastante abiertos. 

En la mayoría hay que pagar una cuota de inscripción o matrícula, que dependiendo del centro y de cómo quieras hacer los pagos de las cuotas puede incluso salir gratis. Por ejemplo, si optas por un prepago anual lo habitual es que te ahorres la matrícula.

 

La filosofía low cost de estos gimnasios supone ahorrar en servicios como cafeterías, piscinas, Wi-Fi, recepcionistas, saunas, baños turcos o cabinas de rayos UVA.

 

El ahorro procede fundamentalmente de prescindir de servicios como cafeterías, piscinas, recepcionistas, saunas, baños turcos o cabinas de rayos UVA.Todos ofrecen una cuota bastante baja al mes, hay gimnasios desde 15,95 euros (con IVA), donde están incluidas todas las clases dirigidas, así como el acceso a las distintas zonas de entrenamiento, vestuarios, taquillas y duchas.

La filosofía low-cost de estos gimnasios no está en tener peores instalaciones o equipamiento, por el contrario, suelen ser muy amplios, desde 500 a más de 2.000 metros cuadrados y lógicamente muy nuevos, lo que garantiza lo último en máquinas y elementos técnicos y tecnológicos.

Eso sí, tendrás que llevarte tu toalla y tu candado para la taquilla, que en todos los centros se revisarán de forma diaria al final de la jornada. Y si quieres un entrenador personal o un servicio de fisioterapia, en los que lo ofrecen, tendrás que pagar aparte. Además, otra de las características de este tipo de instalaciones es que en muchos puedes seguir clases virtuales mediante televisión.

 

Comparando precios low cost y gimnasio tradicional

 

Si comparamos los precios de los gimnasios low cost y los tradicionales, según un estudio de Facua de 2011,  el coste medio mensual era de 43,40 euros y las cuotas podían llegar a variar hasta un 260%. Esta organización de consumidores analizó 134 gimnasios de 19 ciudades en toda España y encontró que las tarifas más económicas eran de media superiores a los 30 euros, y las más caras, podrían llegar incluso a los 90 euros mensuales. En este estudio, el 87% incluía las clases dirigidas y destacaba la falta de cualificación profesional del personal.

Con la crisis, los precios de los gimnasios tradicionales han bajado, pero no hasta llegar a los que ofrecen los gimnasios de bajo costo.  Incluso se ha dado caso de que los precios han subido en gimnasios tradicionales que consideran que una mayor diferenciación en los servicios prestados les hará sobrevivir en un sector con exceso de oferta.

 

Guía de gimnasios low cost

 

A continuación vamos a desgranar uno por uno los gimnasios low-cost que más éxito están teniendo en España para que puedas ver las diferencias entre ellos y también con respecto a los gimnasios tradicionales. 

 

Es la cadena que cuenta con más centros en nuestro país. La cuota más barata es de 24,08 euros al mes (IVA incluido) en pagos trimestrales e incluye las clases dirigidas, un circuito femenino, taquillas, duchas y más de 200 puestos de trabajo. Abren los siete días de la semana y tienen previos abrir 9 centros más que se suman a los 23 que ya tienen operativos. Puedes encontrar gimnasios Altafit en A Coruña, Lugo, Albacete, Alicante, Burgos, Barcelona, Guadalajara, Málaga, Murcia, Toledo, Valencia, Vitoria y Madrid. 

Otro punto a su favor es que no tienen compromiso de permanencia, por lo que te puedes dar de baja avisando con 10 días de antelación, y cuentan con rutinas de entrenamiento programadas y con monitores para que te expliquen el funcionamiento de las distintas máquinas.

Respecto a otros aspectos a tener en cuenta, siempre tienes que llevar tu toalla, se recomienda que lleves tu candado para la taquilla y no hay Wi-FI,  y si quieres utilizar un entrenador personal tendrás un cargo adicional. La cuota más cara es de 26,50 euros al mes (con IVA) si se efectúa el pago de forma mensual y habrá que añadir una matrícula de 36,18 euros (IVA incluido). Esta variará en función de cómo pagues la cuota, en el caso de hacer un pago anual es gratis, eso sí, tendrás que desembolsar 288,96 euros (IVA incluido) y si has decidido hacerlo de forma trimestral, entonces en el primer pago tienes que abonar 96,32 euros (IVA incluido y 24,08 euros de matrícula).

Es otra de las grandes cadenas de gimnasios low-cost, pero su origen es internacional. Cuentan con 18 centros en España y más de 80 en Bélgica. Su tarifa más barata es de 15,95 euros al mes, IVA incluido. Y tienes la opción de transferir tu tarjeta a miembros de tu familia que hayas registrado y acreditado como tal. Tampoco hay cafetería, ni sauna, aunque disponen de máquinas expendedoras de bebida. Las duchas y las taquillas son gratis y te proporcionan un plan de entrenamiento gratuito. Incluyen fitness ilimitados, clases colectivas de Les Mills y maquinaria de última generación.

Si quieres otro tipo de servicios, tendrás que abonarlos: Fisioterapeuta (40 euros la sesión), Entrenamiento en grupo (10 euros la sesión), Pack planificación más dieta (55 euros), Asesoramiento nutricional (33 euros), Planificación entrenamiento (33 euros) y Entrenador Personal (33 euros la sesión aunque puedes sacarte un bono de 10 sesiones por 297 euros).

Basic-Fit tiene gimnasios en Madrid, Gijón, Guadalajara, Córdoba, Granada, Vitoria, Valencia, Palma, Majadahonda, Bilbao, Barakaldo, Alcobendas y Alcalá de Henares. Abren todos los días y en este caso sí se puede acceder a todos los gimnasios con la tarjeta passport.

Es la cadena low-cost de Body Factory. Disponen de franquicias en Telde, León, Elche y Castellón. La cuota en los gimnasios de Telde y León es de 22,9 euros al mes (IVA incluido) y en los de Elche y Castellón es de 24,08 euros al mes (IVA incluido). Tampoco tienen permanencia e incluyen en el precio las clases colectivas y las tablas de entrenamiento. Abren todos los días de la semana.

Cuenta con tres centros en Madrid, uno en Zaragoza y uno nuevo en Castellón. Abren todos los días y tienen varios tipos de abonos y tarifas. Cuesta 22,90 euros al mes (IVA incluido) y para los mayores tienen un abono senior de 16,90 euros al mes (IVA incluido). Además si más de un miembro de la familia va al gimnasio, la cuota se reduce a 19,90 euros (Family 2) y si son más de dos a 16,90 euros (Family +3) por persona. Hay otra opción, Oro por 24,90 euros con la matrícula más barata y que te da acceso a todos los Dreamfit.

La cuota incluye sala de fitness y musculación, clases colectivas, sauna panorámica y baños de vapor, solarium y parking, además de acceso a descuentos. Las clases se deben reservar 6 días antes y también las taquillas son gratuitas y las tablas de entrenamiento, aunque el entrenador personal se paga por separado. Si se quiere probar un día el coste es de 5,90 euros.Tampoco hay compromiso de permanencia, sólo es necesario avisar con 10 días de antelación.

Tienen gimnasios en Madrid (aquí tienen cinco centros), Pamplona, Sevilla, Cádiz y Alicante. Ofrecen una tarifa Finde por 9,9 euros al mes para disfrutar desde el viernes a las 14.00 de la tarde y el fin de semana en horario completo. En este caso la matrícula es de 9,9 euros. Luego en función del pago, la matrícula sale más económica. Para el pago mensual son 24,08 euros al mes de cuota y 39,08 euros de matrícula. Si es trimestral, son 72,24 euros y 19,9 euros la matrícula y si es anual el pago supone 238,85 euros y no hay que abonar matrícula. Todos estos precios incorporan IVA.

Además hay que contar con que la pulsera de acceso cuesta 19,90 euros en un pago único, si no se extravía. En el coste se incluye vestuarios, duchas, taquillas, equipamiento y clases dirigidas. No hay cafetería, sauna, toalla o jabón. Tampoco piscina, tenis, pádel o hidromasaje. Dependiendo del centro incluyen 3 horas de parking gratuito y tienen clases de ciclyng indoor virtuales y clases express dirigidas de 30 minutos. La pulsera da acceso a todos los gimnasios Fitness19.

Por el momento cuentan con dos centros en Madrid y van a abrir otro en Ávila, para el que ya están haciendo la preinscripción. La cuota es de 24,08 euros al mes en pagos trimestrales y como en el resto de gimnasios hay que abonar una matrícula. Incluye en el coste las clases dirigidas e incluso disponen de clases con entrenadores virtuales.

Algo curioso de este gimnasio es que graban las clases, por lo que el que no quiera salir en la grabación, advierten, tendrán que colocarse donde no les pueda grabar la cámara.

Estamos ante el único gimnasio que abre las 24 horas mediante un sistema de domótica. Para asegurar la tranquilidad del usuario a determinadas horas cuando no hay personal del centro, cuentan con un sistema cerrado de televisión con el que monitorizan la actividad del gimnasio. Tienen un gimnasio en Valencia y están preparando la apertura de otro en Madrid.

Ofrecen varias tarifas, la mensual todo el día pagando de forma mensual cuesta 29,95 euros con 20 euros de matricula. Si es mensual hasta las 17 y sin acceso hasta las 22 horas el coste es de 19,95 euros al mes y la matrícula también son 20 euros. Si se prefiere hacer prepago y sin restricciones de horario, se puede realizar de forma semestral por 149,7 euros en total  o por 12 meses pagando 228 euros. En el caso de ser prepago sin acceso de 17 a 22 horas los seis meses son 113,7 euros y los 12 meses 191,4 euros. En la opción de prepago no hay que abonar matrícula.

En este gimnasio sí te permiten congelar la cuota por seis euros al mes, siempre que no tengas un contrato de prepago semestral o anual. Y tendrás una sesión gratuita de introducción para comenzar. Eso sí, el entrenador personal tiene coste adicional. Incluyen 40 horas a la semana de actividades dirigidas y acceso con contraseña a las instalaciones.

Desde 19,90 euros al mes se puede acceder a 150 actividades dirigidas a la semana y 180 equipos para fitness en horario de mañana. El coste de la matrícula para esta tarifa es de 21 euros. Mientras que para las cuotas de todo el día la mensualidad es desde 24,90 euros y la matrícula es de 21 euros en pago único o de 27 euros en tres pagos de 9 euros. Hay distintos precios dependiendo del centro.

Para los centros en pre-apertura la tarifa baja hasta los 18,90 euros los primeros ocho meses y la matrícula son 15 euros. Probar un día cuesta 10 euros, no se hacen pagos en efectivo, no hay permanencia y tampoco se congela la cuota. Incluye un programa de entrenamiento gratuito, hay que hacer reserva en las clases colectivas y el entrenador personal como en el resto de gimnasios es de pago. Se accede por un sistema de huella dactilar, el parking es gratuito y disponen de clases de ciclyng en formato cine.

Hay gimnasios Vivagym en: Cartagena, Zaragoza, Hospitalet, Valencia, Meridiana, Jerez, Vigo, Granada y Madrid y esperan abrir en Sevilla, Málaga, Almería y Móstoles.

 

Pros y contras de los gimnasios low cost

 

Como hemos visto, la variedad de gimnasios de bajo coste es grande, sus instalaciones suelen ser buenas y sus cuotas, asequibles.

Las ventajas están claras, pero también las desventajas: a veces tienes que pagar demasiado por adelantado y debes tener muy claro que el trato no es personalizado. Siempre es necesario leer la letra pequeña si te hacen firmar un contrato para asegurarte de que todo lo que firmas te conviente y también debes tener en cuenta todo lo que debes llevar al gimnasio tú mismo si el establecimiento no cuenta con ello. Hay que tener igualmente cuidado con las matrículas y puede que te encuentres una afluencia masiva de gente, por lo que recomendamos probar primero las instalaciones en el horario en el que tengas previsto ir y asegurarte de que los horarios de apertura son suficientes.

Por supuesto, tienes que tener claro que accedes a gimnasios sin lujos, pero que pueden ser una buena opción para aquellos a los que les guste estar en forma sin gastarse mucho dinero. 

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?