acierto.com
Fraude seguros

La profunda crisis que con tanta crudeza está afectando a muchas familias en España lleva a algunas personas a tratar de conseguir una inyección económica de cualquier manera. Los hay que lo hacen legalmente, pero otros optan por saltarse la ley. Es la crisis, según los expertos, una de las principales razones que provocó que, en 2013, hubiera en España 151.995 intentos de fraude a seguros. Un 2,4% más que el año anterior.

 

Las cifras se extraen del Informe sobre el Fraude al Seguro Español presentado, el pasado mes de abril, por Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones (Icea). Los casi 152.000 intentos de engaño a la compañía aseguradora hubieran generado un coste de 573 millones de euros.

Afortunadamente, la inversión en investigación de las aseguradoras (10.487.655 euros) dio sus frutos reduciendo la cantidad hasta los 161 millones que finalmente se abonaron. Es decir, un ahorro de 412 millones que, de haberse soportado, hubieran repercutido negativamente en el resto de asegurados. Paradigmático es el dato de que el fraude a seguros perpetrado por empresas creció un 30%.

 

¿A qué ramos afectó el fraude a seguros?

 

El del automóvil fue el ramo más afectado por estos intentos de estafa a las aseguradoras. Un 71,64% correspondió a los seguros de coche. Por detrás aparece Diversos y R. C. General, con el 23,8%; Vida, Accidentes y Salud (4,17%), y Otros Ramos con un insignificante 0,38%.

Focalizado en el seguro del automóvil, el 52,03% de los engaños trataron de realizarse a través de la garantía de Responsabilidad Civil de Daños Materiales. Lo más habitual fue la ocultación de un daño o la preexistencia de éste, y el tratar de hacer el seguro de un coche cuando se había tenido un accidente. En Diversos, casi un 30% de los fraudes a seguros se basaron en siniestros falsos. Y fueron los seguros de hogar los que sufrieron el 62,58% de las estafas.

 

El fraude a seguros según provincias

 

Por comunidades, el mayor número de estafas tuvo lugar en Andalucía, en total 34.587. Sevilla lidera la infausta clasificación con 9.404. Cataluña es la segunda con 22.551, siendo Barcelona la provincia más perjudicada (17.404 fraudes). La tercera comunidad española con más tentativas de engaño a las compañías aseguradoras es Madrid (21.794)

En Barcelona las estadísticas marcan un aumento de los intentos de fraude en 143. En la capital de España las estafas a aseguradoras también mantuvieron una línea ascendente: 1.348 más que en 2012.

 

Los casos más curiosos de fraude a seguros

 

Algunas personas están dispuestas a todo con tal de estafar a la compañía de seguros. La crítica situación económica puede ser una razón para tanta imaginación a la hora de pergeñar un engaño, sin embargo, algunos casos parecen sacados directamente de una película de Berlanga.

Por ejemplo, lo que descubrieron los investigadores contratados por Fiatc después de que los familiares de un fallecido presentaran la documentación pertinente para cobrar una indemnización por fallecimiento. En dicho informe se decía que había perdido la vida tras sufrir una caída en un establecimiento hotelero de Paraguay. La investigación dedujo que este señor nunca estuvo en el país sudamericano.

Otro surrealista caso de intento de fraude a seguros lo protagonizó una persona que robó la documentación del vehículo de su vecino y rellenó un parte de lesiones simulando que había sido atropellado. Hasta aquí podríamos pensar que, incluso, le saldría bien. Pero craso error el que cometió cuando presentó la factura del taxi que, supuestamente, le llevó al hospital. Ésta ascendía a 3.600 euros. Nadie lo creyó.

Otro caso: Primero tiró agua al suelo y luego dijo que se había lesionado la rodilla al resbalarse con el charco. Así trato de engañar al seguro una mujer en un centro comercial. Las cámaras de seguridad dieron luz a la mentira.

 

Casos macabros de fraude a seguros

 

Algunos intentos de fraude traspasan las barreras de la lógica. En Rosselló (Lleida), un hombre eslovaco de 46 años intentó defraudar al seguro serrándose la pierna. Un día después de ser despedido de su trabajo volvió a recoger sus objetos personales y, con una sierra radial, se autoseccionó la pierna.

Trató de hacerlo pasar por un accidente laboral, pero su intento de fraude a seguros se fue al traste después de comprobar que, unos meses antes, había contratado dos pólizas por las que recibiría entre 150.000 y 200.000 euros si viera amputado alguno de sus miembros.

También en Cataluña, en este caso en Girona, se vivió un episodio similar cuando un paquistaní se cortó dos dedos.

 

Detectives, crisis y fraude a seguros

 

La preocupante proliferación de estos intentos de engañar a las aseguradoras ha empujado a muchas de ellas a contratar servicio de investigación profesionales. Un 91% de las compañías ya cuentan con investigadores. A raíz del desarrollo de estas actividades fraudulentas, AXA emitió el I Mapa AXA de Fraude en España, en el que se asegura que el fraude a seguros se ha duplicado desde que comenzó la crisis.

En pos de terminar con este tipo de actuaciones, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), a finales del pasado mes de mayo, aceptó como prueba un vídeo en el que se veía a un asegurado conduciendo una moto, mientras se encontraba en plena reclamación por los daños sufridos en un accidente de bicicleta en 1997.

Tratar de engañar a una compañía de seguros es muy mala idea. Si lo que quieres es pagar menos por tus seguros es mucho mejor buscar la mejor prima en nuestro comparador de seguros.

 


AHORRA EN TUS SEGUROS: Compara más de 30 aseguradoras en 3 minutos