acierto.com
Perro peligroso

Prácticamente en la mitad de los hogares españoles existe una mascota, un animal de compañía. Exactamente, en el 49,3% de las familias, según un estudio de Finaccord. En España hay más de 17 millones de mascotas, según el censo anual que realiza la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía: 5,4 millones de perros, 3,8 millones de gatos, 5,3 millones de pájaros, 3,9 millones de peces y 2 millones de otro tipo de mascotas.

 

Animales de compañía, sí, pero también seres que hay que proteger y cuidar. Y en muchos casos también asegurar. Porque contar con una mascota implica asumir una gran responsabilidad. El dueño del animal no sólo se responsabiliza de éste en sí, sino sobre todo de lo que haga. En el momento en el que se adquiere una mascota, no sólo se están asumiendo responsabilidades morales y legales en cuanto a su cuidado, sino que también se están asumiendo una responsabilidad civil por el daño que pueda causar a terceros. Y un seguro te puede ayudar a sobrellevar esa pesada carga.

 

Según qué animal, el seguro no es una opción, es una obligación

 

Por la responsabilidad que supone, es conveniente saber cuándo es obligatorio asegurar a las mascotas. Como es una competencia autonómica, debes comprobar la norma vigente en la tuya. Porque en ocasiones asegurar a la mascota no es una opción, sino que se convierte en una obligación marcada por la normativa nacional vigente.

 

La ley obliga a los propietarios de perros catalogados como potencialmente peligrosos a asegurarlos

 

La Ley 50/1999 de 23 de diciembre y el Real Decreto 287/2002 de 22 de marzo obliga a contar con un seguro de responsabilidad civil con una cobertura no inferior a los 120.000 euros a los propietarios de perros catalogados como potencialmente peligrosos (PPP): Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffodshire Terrier, Rottwiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu.

También tienen esa obligación los perros que, aunque no están catalogados como PPP, cumplan con alguna de estas características: fuerte musculatura, robustez, pelo corto, mandíbulas grandes, cuello ancho, pecho macizo, altura entre 50 y 70 centímetros, y peso superior a 20 kilogramos.

Todos los perros que se encuentren en la Comunidad de Madrid y en el País Vasco deberán contar con un seguro que incluya una cobertura de Responsabilidad Civil que no podrá ser inferior a 120.000 euros.

Aunque no sea obligatorio, asegurar a tu mascota es un acto de responsabilidad. Pero recuerda que, obligatorio o no, hay una serie de requisitos que se deben cumplir para que la mascota pueda ser asegurada. El animal debe tener la cartilla de vacunación debidamente cumplimentada o bien contar con el pasaporte europeo para animales de compañía y tiene que estar inscrita e identificada a través de un chip, microchip o chapa.

 

Tipos de seguros de mascotas

 

A la hora de contratar un seguro para tu mascota, tienes varias opciones: optar por una póliza específica, separada e independiente de otros seguros que tengas, o contratar coberturas integradas en seguros de Hogar o de Responsabilidad personal.

Si te sirve de orientación, el propietario de una mascota contrata, en el 72,8% de los casos, un seguro con cobertura de Responsabilidad Civil por accidentes o daños a terceros, según un estudio de Finaccord. Llama la atención que esta cobertura supera a la que contempla los gastos por el tratamiento veterinario debido a un accidente, lo que indica que el seguro se contrata, fundamentalmente, porque es obligatorio.

Otro dato de ese estudio que invita a contar con un seguro. El 36% de las pólizas de mascotas ha tenido que hacer frente al menos a un siniestro cada año.

 

Coberturas de los seguros de animales

 

Ya tienes claro que tu mascota necesita un seguro. Ahora tienes que pensar en el dinero que dispones para ello, o en el que estás dispuesto a gastar. Porque eso, fundamentalmente, es lo que va a determinar las coberturas que puedes incluir en tu seguro. Si es un perro PPP o asimilado, y estás en la Comunidad de Madrid o en el País Vasco, ya sabes que debes contratar un seguro con al menos una cobertura de 120.000 euros de Responsabilidad Civil.

Al margen de esa cobertura obligatoria y, en cualquier caso, más que recomendable, debes conocer todas las coberturas que se pueden incluir en tu seguro de mascota. También, su coste. Y desde luego, qué ahorro suponen.

Obviamente, cuantas más coberturas incluyas, más caro te saldrá el seguro de ti mascota. Básicamente, está la cobertura más básica, que te protege ante los daños que pueda ocasionar tu animal de compañía a terceros, lo que técnicamente se denomina responsabilidad civil. Otras coberturas te protegen ante los daños propios que sufra la mascota, haciéndose cargo del coste de un accidente, los gastos del veterinario o la asistencia.

Debes tener muy claro que el seguro de mascotas que sólo contemple Responsabilidad Civil, no incluirá los gastos derivados del veterinario, por lo que el dueño deberá sufragar los gastos en cada visita. Además, generalmente, se puede acudir a cualquier veterinario, ya que con la factura la aseguradora reembolsará el importe de los gastos. No obstante, hay aseguradoras que cuentan con centros veterinarios asociados en los que no hay que adelantar el coste de la atención veterinaria.

Este seguro no cubre las vacunas, solamente cualquier contingencia imprevista que le ocurra al animal o que éste provoque. Lo que sí cubre es el asesoramiento sobre las vacunas, ya que entra dentro de la asistencia veterinaria.

También existen otro tipo de coberturas como la estancia en residencia, los gastos del sacrificio o la muerte por accidente.

Hay compañías de seguros que incluyen una cobertura de asistencia legal en caso de que se produzca algún percance relacionado con tu mascota, y tengas que acudir a un proceso judicial.

En todos los seguros es muy importante tener muy claro qué coberturas se incluyen y, sobre todo, qué excluye, para no llevarse disgustos en el momento en el que se necesite hacer uso de la póliza.

 

En busca de ahorro: examina el seguro de Hogar

 

Una forma de ahorrar en el seguro de la mascota es examinar tu seguro de Hogar. En algunos productos Multirriesgo Hogar se contempla una cobertura de Responsabilidad Civil para mascotas. Esta cobertura puede ser suficiente para quien quiere asegurar al animal ante daños que pueda causar a terceros, aunque desde luego no va a proporcionar las prestaciones de una póliza específica para mascotas.

Comprueba si el seguro de Hogar contempla la posibilidad de incluir a la mascota, ya sea con un coste añadido o, que sería la mejor opción desde el punto de vista económico, si ésta cuenta con la protección de la póliza sin necesidad de pagar nada más que la prima anual.

Es muy probable, aunque a lo mejor no te acuerdes, que al contratar ese seguro ya incluiste que en la casa había una mascota. Por lo que, si aparece en la póliza, tu mascota está incluida en la protección del seguro, al menos en el apartado de responsabilidad civil por daños a terceros.

 


AHORRA EN TUS SEGUROS: Compara más de 30 aseguradoras en 3 minutos