acierto.com
Móvil roto

Posiblemente el objeto más valioso que llevan encima muchas personas sea su móvil y una pérdida o robo puede afectarles en gran medida, no solo por la pérdida del propio dispositivo, sino por la información que pueda contener. La solución puede ser asegurar el dispositivo. Las operadoras han encontrado en el seguro del móvil una vía para hacer negocio y, de paso, fidelizar a un cliente que cambia casi tanto de compañía como de ropa. Pero hay que tener cuidado, porque obviamente no lo regalan, como mucho su coste va incluido en la tarifa que pagas cada mes.

 

Puedes plantearte el seguro del móvil como una inversión: pagas una cantidad al mes que teóricamente podrás recuperar en el momento en que tu móvil sea robado o se produzca alguna de las circunstancias previstas en la póliza que firmaste. Por ello, lo primero que debes hacer es examinar qué te cubre exactamente el seguro que vas a contratar. Los mejores seguros para el móvil suelen ofrecer hasta ocho coberturas:

 

  • Robo o atraco: lo normal es que la operadora te ofrezca su reposición por un terminal nuevo similar al que tenías en estos casos.
  • Utilización fraudulenta: el seguro cubre cierta cantidad de dinero utilizada de manera ilegal por el móvil sustraído o robado.
  • Rotura: reparación o sustitución por un terminal nuevo, pero siempre bajo ciertas condiciones.
  • Perdida accidental
  • Oxidación cubierta
  • Avería dentro de garantía
  • Terminal de préstamoen 24 horas cuando no se puede utilizar el móvil principal.
  • Elaboración de unpresupuesto de reparación

 

Una póliza que incluya todas estas coberturas (atención, porque no todos los seguros que se comercializan actualmente por las operadoras lo hacen) contempla prácticamente todos los problemas que puede sufrir tu apreciado móvil durante toda su vida útil.

 

Cuidado con el coste del seguro del móvil

 

Llegamos al primer elemento que nos debe hacer reflexionar. La vida útil de un móvil no es precisamente muy larga, sobre todo porque cada mes sale al mercado un aparato nuevo, con más prestaciones y generalmente más barato. Así que tienes que decidir si realmente te compensa pagar un seguro por un móvil que inicialmente tiene mucho valor pero que se deprecia muy rápidamente a medida que pasa el tiempo.

 

Los móviles se deprecian muy rápidamente, conviene tenerlo en cuenta a la hora de contratar un seguro

 

Sólo tienes que hacer una prueba. Lleva tu móvil a una tienda de segunda mano y comprobarás que lo que te ofrecen por él no se acerca ni remotamente a la cantidad que costaba de lanzamiento.

Esa decisión sobre si te compensa o no el seguro está en función también del tipo de móvil. No es lo mismo un móvil de voz que un smartphone de la gama top, que es el más caro que existe en el mercado.

Para ayudarte a tomar una decisión, vamos a analizar lo que cubre el seguro y su coste en cada tipo de móvil. Una póliza contempla, como hemos visto antes, el robo con violencia, la sustracción, el daño accidental, el daño producido por líquidos, y la pérdida por fuerza, y cubre hasta 500 euros de uso fraudulento en llamadas del móvil robado o sustraído.

 

Existen seguros para el móvil desde 3 euros mensuales...

 

En un móvil de voz o en un smartphone de gama mini, que son los aparatos más baratos, el coste del seguro suele estar en los tres euros mensuales, unos 36 euros al año. En un smartphone de gama básica o estándar, con las mismas coberturas que el anterior, el precio de la protección prácticamente se multiplica por dos: cinco euros mensuales, 60 euros al año.

Ya empezamos a ver que el seguro no es tan barato, teniendo en cuenta la vida útil del móvil. Pero los costes se disparan en cuanto la gama del aparato es superior. En el caso de un móvil de gama top, que son los más caros actualmente en el mercado, el seguro, para idénticas coberturas que en las modalidades anteriores, tiene un coste de 12 euros mensuales. Nada menos que 144 euros al año. Esta cifra es prácticamente lo que te costaría un móvil de segunda mano similar al que te han robado o al que has perdido.

 

Presta máxima atención a la letra pequeña

 

Para saber si realmente te compensa contratar un seguro para tu móvil es fundamental que examines la letra pequeña de la póliza. Así, si pierdes el móvil en un despiste, o te lo dejas olvidado en la mesa de la cafetería, no es robo, por lo que muchos seguros no cubren esa eventualidad. Algunas pólizas ni siquiera cubren el hurto, y en determinados casos tampoco el robo.

 

La mayoría de seguros no cubre en hurto y, en algunos casos, ni siquiera el robo...

 

Para robo con violencia o para hurto, la aseguradora exige la presentación de la denuncia ante la Policía. Y generalmente no se hará cargo del asunto hasta que la investigación policial no determine la autenticidad de los hechos denunciados. En estos momentos de crisis, abundan las situaciones de falsas denuncias de robo de móvil para renovar el aparato o cobrar, en algunos casos, una indemnización.

Más letra pequeña. En caso de robo, el terminal que la operadora te va a dar es similar al que tenías. Similar significa parecido, no que sea el mismo. Porque aquí la operadora aplica el criterio del valor del móvil sin ofertas ni descuentos. Es decir, que no te van a dar, en ningún caso, un móvil mejor que el que tenías, sino que estará casi siempre por debajo.

En muchos casos, la operadora lo que hace es ofrecerte un terminal seminuevo de recambio, un dispositivo que a pesar de ser el mismo modelo, ni es nuevo, ni tiene porque ser del mismo color ni tiene porque llevar las aplicaciones que tuvierais instaladas en el móvil que te han robado.

Ten muy en cuenta también que la reposición de un terminal no es tan fácil como llamar a la operadora y al momento te entregan un móvil nuevo. Hay colas, listas de espera, llamadas a 902 (cuyo coste lo asumes tú), y un largo proceso que no siempre tiene final feliz. Es bastante frecuente que la operadora conteste con que no se dan las circunstancias contempladas en la póliza.

 

Muchos seguros cubren situaciones que ya están contempladas en la garantía del aparato...

 

Una cuestión importante es que el seguro cubre situaciones que ya están contempladas en la garantía de dos años que tiene que ofrecer el fabricante. Ésta contempla las averías y los defectos de fábrica que pueda sufrir el móvil.

Si cuentas con un seguro Multirriesgo Hogar es muy probable que el robo del móvil, si se produce en el domicilio, ya esté cubierto por esta póliza. Por lo que no tiene mucho sentido pagar dos veces por la misma protección. Lo mismo sucede con el atraco en la calle, que está contemplado en numerosos seguros Multirriesgo Hogar. Aunque generalmente lo que cubren es el atraco al salir del cajero automático, también puede servirte en el caso de que el robo con violencia afecte a tu móvil.

Algunos seguros incluyen una franquicia (aunque generalmente no la denominan así)de 50 euros por si hay que hacer alguna reparación. Si al coste del seguro le sumas los 50 euros de marras, casi sale más rentable encargar la reparación en cualquier tienda, o aprovechar la coyuntura para comprar otro móvil.

El uso fraudulento del móvil tras el robo o el hurto está cubierto solamente hasta 500 euros. La póliza, generalmente, limita a uno los siniestros contemplados. Y la cobertura de oxidación, por ejemplo, sólo tiene sentido en móviles cuya vida útil sea bastante prolongada.

Las pólizas, generalmente, no contemplan los daños provocados al terminal por el sol o por la lluvia.

 

¿Merece o no la pena un seguro de móvil?

 

El teléfono inteligente hoy en día su utiliza para gran cantidad de tareas, no sólo para hacer llamadas, sino para fotografía, conectarse a Internet, mandar SMS o whatsApp, etc. Le otorgamos un gran valor también por la información que almacena y a veces recurrir a un seguro es una buena opción, aunque hay que tener cuidado con el precio.

 

Sólo para los smartphones de las gamas más altas, parece tener cierta lógica económica contratar un seguro para el móvil. Y solo durante un tiempo...

 

Sólo para los smartphones de las gamas más altas, parece tener cierta lógica económica contratar un seguro para el móvil. Y solo durante un tiempo, una vez que el móvil se deprecie, probablemente no será recomendable seguir teniéndolo asegurado.

Otro factor a tener muy en cuenta, como hemos visto anteriormente, es que la letra pequeña del seguro es determinante a la hora de contratar no solo el seguro del móvil. Hay que asegurarse de que tiene las coberturas que necesitamos y que los límites sean los correctos. Las coberturas que ya vengan incluidas en la garantía del aparato o en otros seguros que podamos tener contratados como el seguro de hogar no deberíamos volver a contratarlas.

Por otro lado en el mercado existen muchas aplicaciones que nos pueden ayudar tanto a encontrar el móvil perdido, haciendo uso del GPS, como a hacer copias de seguridad y borrar el contenido del smartphone cuando este ya no se encuentra en nuestro poder.

 


AHORRA EN TUS SEGUROS: Compara más de 30 aseguradoras en 3 minutos