acierto.com

Durante las últimas horas el Banco Popular se ha convertido en el gran protagonista de la jornada. ¿La razón? Que ha sido vendido por tan solo un euro al Santander. La precaria situación de sus cuentas, su falta de liquidez y el riesgo de colapso han sido los que le han llevado a esta caída en picado.

Un precio irrisorio que ha dado lugar a su propio hashtag en Twitter cargado de cachondeo -#Por1Euro– y por el que no siempre podemos comprar cualquier cosa. Porque, ¿qué objetos y servicios es posible obtener por esta cantidad? ¿Dónde los encontramos? A continuación recabamos algunos ejemplos curiosos e interesantes. 

Cómo comprar un banco por un euro

banco popular

Antes de entrar en mayores vicisitudes, no podemos dejar de aportar algo de contexto sobre la noticia que nos ocupa. En concreto, la decisión ha sido anunciada a primeras horas de la mañana por la Junta Única de Resolución Europea (SRB por sus siglas en inglés); una medida muy llamativa que carece de precedentes en la Unión Europea y que se ha visto motivada por los problemas en los que se encontraba el Popular tras una semana en la que su cotización se había precipitado en picado.

La intervención comunitaria hará que sus accionistas (más de 300 mil) y los propietarios de bonos subordinados y convertibles pierdan por completo su inversión. El Santander, por su parte y según ha comentado Ana Botín, realizará una ampliación de capital de 7.000 millones de euros para cubrir el capital y las provisiones necesarias para mejorar el balance de su adquisición. En definitiva una compra barata que está dando mucho que hablar.

Productos alimentarios que cuestan un euro

tomate maduro y barato

Pero centrémonos en aquellos productos que cuestan un euro. Es el caso de muchos alimentos, verduras y frutas, e incluso las bolsas de patatas, chicles, refrescos, el café, las infusiones, chocolates, pipas y otras muchas. Sin embargo, si hablamos de alimentación no podemos dejar de referirnos a un reto que se ha popularizado en Internet: comer por un euro al día.

La moda comenzó hace unos meses, cuando el Banco Mundial dio a conocer que hasta 1.100 millones de personas se ven obligadas a hacerlo; una realidad que la revista Vice decidió comprobar de primera mano y que no tardaron en adoptar videobloggers como Candela Pilu. Su vídeo contando la experiencia superó las 600 mil visitas en muy poco tiempo. Una manera de concienciar sobre la cuestión y de hacer visible un problema humanitario. 

Belleza por un euro

Belleza barata

También resulta relativamente sencillo encontrar artículos de belleza por esta cantidad e incluso por menos dinero. Empezaremos por la cabeza, con las gomas, las horquillas, pinzas del pelo, coleteros, acondicionadores líquidos, cremas específicas y champús. Para los ojos nos quedamos con los rizadores de pestañas metálicos, con los eyeliners y lápices cremosos, las pestañas postizas y los cepillos para peinarlas.

Las toallitas desmaquillantes suelen oscilar entre uno o dos euros, aunque todo depende de la marca. Para las manos y brazos cabe contemplar los esmaltes de uñas, las cremas de manos, la acetona, y las pulseras de bisutería y piel. Algunos tónicos faciales y leches corporales cuentan con este precio tan económico.

Prensa, apps y pelotas antiestrés por un euro

Además de estos, también existen otros objetos que rondan el euro. Es el caso de la prensa deportiva en España (con periódicos como el AS, Marca, Superdeporte y similares), algunos cupones y “rascas” de la Lotería Nacional y la ONCE. Los llaveros, peluches pequeños y pelotas antiestrés no se quedan atrás y se erigen como los grandes aliados de eventos como el Amigo Invisible. Las apps Premium también suelen rondar esta cantidad y amplían las funcionalidades de sus versiones más básicas.

Y si estás estudiando la Selectividad estos días, seguro que has pensado ya en las carpetas, bolígrafos, cartulinas, sacapuntas, gomas de borrar, reglas y demás artículos de papelería que valen un euro. Los rotuladores, colores, pegamentos, cintas adhesivas, chinchetas y post-its también tienen cabida en esta categoría. 

Según la revista El Jueves incluso puedes comprar por este importe la mismísima alma de Rajoy; o al menos eso apuntan en un artículo en clave de humor publicado esta mañana, donde comentan que el espíritu del presidente del Gobierno llevaba a la venta en Wallapop desde hace una semana. Por supuesto, la compradora habría sido la propietaria del Banco Santander, que también necesitaba ampliar su stock de almas.

Dónde comprar por un euro

Llegados a este punto, no podíamos dejar de hablar de algunos lugares para adquirir los productos comentados y otros muchos. Unos de los más evidentes son las tiendas de Todo a un euro, los negocios de barrio regentados por chinos y los ultramarinos que han logrado sobrevivir a las grandes superficies. Se trata de locales donde hallamos desde agendas hasta velas, comida y juguetes. Los mercadillos siempre son una buena opción, y las cadenas como La Jaula, Sqrups y Cadena88 siempre tienen artículos muy económicos.

Para los de belleza nos quedamos con la app Cute-Beauty Shopping, donde hallamos uñas postizas, coloretes, cortauñas, todo a precios muchísimo más baratos de lo que es habitual. Tardan en llegar pero cuestan menos de la tercera parte de lo habitual. Aliexpress (Alibaba en nuestro país) aplica el mismo principio para productos de todo tipo.

Consejos para comprar barato

Outlet

Más allá de los lugares y los objetos, seguro que quieres conocer algunos trucos para seguir comprando barato. Una buena opción es averiguar si tus tiendas de ropa favoritas, por ejemplo, cuentan con versiones Outlet. Se trata de artículos de la temporada pasada que no muestran grandes diferencias con los de la actual y que se encuentran completamente nuevos. Algunos centros comerciales se encuentran especializados en este tipo de establecimientos. Mango, Nike, Tino González tienen sus propias tiendas de este tipo, entre otras.

Apostar por la segunda mano es otra alternativa, un punto en el que aplicaciones como Wallapop, Viboo (anteriormente Segundamano), Milanuncios, Ocasionplus y similares resultan de los más útiles. Por supuesto, también existen negocios físicos de este tipo. Ahora bien, todo dependerá del bien que quieras adquirir. En el caso de los vehículos, los electrodomésticos, cámaras de fotos y gadgets, haz las preguntas necesarias y asesórate. Procura escoger aquellos que todavía tengan la garantía vigente y, ante cualquier recelo, no los compres.

La tecnología también suele ser más barata online. Cadenas como El Corte Inglés, Mediamarkt y otras muchas ofrecen sus productos online un tanto más económicos (las diferencias en el caso de esta segunda son mayores). Además, resulta relativamente sencillo encontrar cupones de descuento en páginas de chollos. Utilizar Amazon también es una excelente opción, pues incluso nos deja decidir entre varios compradores. Por no hablar de las comodidades que implica comprar desde casa y del ahorro de tiempo y combustible que eso supone.

Cotejar siempre los precios también será clave, una comparación para la que puedes ayudarte de herramientas como Acierto.com, especializado en seguros de coche, moto, salud, vida y otros muchos. Aprovechar los días especiales como, las rebajas, las jornadas sin IVA y el Black Friday, evitar “las últimas horas” (sobre todo en viajes, billetes de tren y demás), y suscribirte a canales de Telegram de chollos son también unas alternativas muy interesantes para ahorrar.