acierto.com
Pareja en edad de jubilación

¿Qué va a suceder en los próximos años con nuestras pensiones? No es fácil de saber tal y como están los mercados y, en concreto, el sistema público de pensiones español. Frente a la nueva reforma de las pensiones operada por el Gobierno, los expertos alertan de la posibilidad, cada vez más clara, de que no sean suficientes.

 

Ante este panorama, surgen con fuerza los planes de pensiones como un modo de asegurarnos ingresos a la hora de jubilarnos. Son productos que están muy vigilados y que nos pueden dar buenos beneficios, que nos ayudarán cuando no tengamos otros ingresos.

 

En esta guía encontraréis información y ayuda para vuestra decisión, aunque lo más importante es la labor de búsqueda personal, porque nadie mejor que uno mismo sabe qué es lo que más le conviene.

 

Índice. Directo a lo que te interesa:

  1. Nueva reforma de las pensiones: ¿Es conveniente suscribir un plan de pensiones?

  2. ¿Qué son los planes de pensiones?

  3. Tipos de planes de pensiones

  4. ¿Cómo contratar un plan de pensiones?

  5. ¿Cómo se invierte en un plan de pensiones?

  6. Ventajas e inconvenientes respecto a otros productos

  7. ¿En qué casos puedo disponer de mi dinero si haberme jubilado?

  8. ¿Quién supervisa los planes de pensiones?

  9. Fiscalidad de los planes de pensiones

  10. Los mejores planes de pensiones

 

Nueva reforma de las pensiones: ¿Es conveniente suscribir un plan de pensiones? 

 

La última reforma del sistema de pensiones ha introducido algunas novedades que merecen ser recordadas. En primer lugar es el cambio en el modo de calcular las pensiones, que hasta ahora se había basado en la solidaridad intergeneracional, lo que significa que las pensiones las pagan los que en este momento coticen en la Seguridad Social. Sin embargo con el estallido de la crisis económica, vemos que este sistema no va a ser suficiente debido a los altos niveles de desempleo.

 

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez presentando la reforma de las pensiones

 

Por ello se ha cambiado este sistema por uno que ligue la evolución de la cuantía de las pensiones a la esperanza de vida, y que afectará a todos aquellos que se jubilen a partir del 1 de enero de 2019. Esto significa que, si la esperanza de vida aumenta, la cuantía se rebaja, pero se asegura una protección frente a los vaivenes de la economía.

 

Respecto a la subida o bajada de las pensiones, a partir del año que viene no dependerá del IPC sino que tendrá en cuenta los ingresos y gastos del sistema. En cualquier caso se garantiza que las pensiones no bajarán, sino que tendrán una subida mínima del 0,25%, que es lo que subirán el año que viene.

 

¿Qué son los planes de pensiones?

 

Con todo esto es el momento de plantearse la posibilidad y conveniencia de suscribir un plan de pensiones que complemente las pensiones en el momento de la jubilación.

 

Aunque en estos años pasados se hayan tambaleado, las previsiones indican que en los años sucesivos la situación mejorará.

Hay planes de pensiones de todos los tipos, ajustados a cada persona y es labor de cada uno investigar para ver cuál es el que mejor se adapta a su forma de ser y a sus necesidades. Gracias a este producto nos cubrimos las espaldas en el caso de que el sistema de pensiones público falle o no sea suficiente.

 

La finalidad de los planes de pensiones es darnos un complemento en el momento de la jubilación

 

El fin de los planes de pensiones es darnos un complemento en el momento de la jubilación, a través de pagos periódicos que realizamos durante nuestra vida laboral. Para fomentar su contratación existen una serie de ventajas fiscales.

 

Tipos de planes de pensiones

 

Fundamentalmente hay dos tipos de planes de pensiones:

 

Dentro de este tipo se distiguen las siguientes modalidades:

El promotor es una empresa y los participantes son sus empleados.

El organizador es una asociación o sindicato y los participantes son sus asociados, miembros o afiliados.

El promotor es una entidad financiera y los participantes cualquier persona física.

Dentro de este tipo podemos distinguir las siguientes modalidades:

La cuantía de las aportaciones está definida pero el plan no define ni garantiza la cuantía de las prestaciones futuras.

Al contrario que en el anterior, en este sí que están definidas la cuantía de las prestaciones futuras.

Es una combinación de las dos anteriores.

 

Como contratar un plan de pensiones

 

Para contratar un plan de pensiones, el interesado debe dirigirse a la sucursal de la entidad gestora con la que lo quiere contratar o a la entidad promotora. Una vez dado este paso tiene dos opciones: personarse físicamente en el establecimiento o a distancia, a través de teléfono, fax, correo o internet.

 

Contratar un plan de pensiones

 

Existe la posibilidad que las gestoras de los planes de pensiones usen entidades comercializadoras de planes individuales como entidades de crédito, entidades aseguradoras, empresas de servicios de inversión, sociedades gestoras de instituciones de inversión colectiva, entidades gestoras de fondos de pensiones, agentes de seguros vinculados, operadores de banca - seguros vinculados o corredores de seguros.

 

Antes de contratar el plan, la entidad elegida debe informar al interesado acerca de las características del producto. En este sentido es especialmente importante todo lo que son comisiones de gestión y depósito. Si se trata de un plan individual, el cliente deberá ser informado de los datos del Defensor del Partícipe.

 

¿Cómo se invierte en un plan de pensiones?

 

En la contratación de un plan de pensiones, lo más importante es saber dónde invertir. Dependiendo del tipo de inversor que seamos (más o menos dados al riesgo), elegiremos uno u otro. Fundamentalmente son tres: renta variable, renta fija y renta mixta.

 

En función del tipo de inversor que seamos elegiremos un plan de pensiones de renta fija, variable o mixta.

 

Para los inversores que tengan pánico al riesgo se les recomienda uno de renta fija, donde el riesgo puede ser mínimo pero la rentabilidad también será menor.

 

Dentro de la renta variable también hay niveles de riesgo, pero las rentabilidades son mucho mayores si todo sale bien.

 

En tercer lugar está la renta mixta, una combinación de fija y variable. Hoy en día la mayoría de planes de pensiones suelen diversificar su inversión en estas dos, para asegurar por lo menos un porcentaje.

 

Al final cada uno sabe qué es lo que quiere y lo que está dispuesto a arriesgar. Por ello conviene tenerlo todo muy claro y así hacérselo saber a la gestora para que nos ofrezca el producto que estamos buscando.

 

Ventajas e inconvenientes respecto a otros productos

 

A pesar de todo lo dicho en esta guía, los planes de pensiones no son el único instrumento para asegurarnos la jubilación. Con el paso del tiempo se hace más necesario complementarlos con otros tipos de productos también interesantes que comentaremos brevemente.

 

Los fondos de inversión generan ganancias o pérdidas sobre el patrimonio invertido.

 

Los planes de jubilación son seguros de vida dirigidos al ahorro, y que suelen cubrir las contingencias de jubilación, el fallecimiento o la invalidez.

 

Los planes de previsión asegurada son muy parecidos a los planes de pensiones y conllevan una garantía de interés.

 

También tenemos los seguros de dependencia, que nos cubren en casos de gran dependencia o dependencia severa.

 

Los unit linked invierten las aportaciones de los inversores en adquirir participaciones de fondos de inversión. No se garantiza rentabilidad, que depende de la revalorización de las inversiones.

 

¿En qué casos puedo disponer de mi dinero si haberme jubilado?

 

En principio solamente podremos cobrar el dinero invertido en el plan de pensiones cuando nos llegue la jubilación, aunque también existen otros supuestos o contingencias que nos permitirán poder disponer del dinero.

 

En el apartado de contingencias, además de la jubilación está el fallecimiento del partícipe o beneficiario o la invalidez para trabajar.

 

Ahorros

 

Dentro de los supuestos para solicitar liquidez del fondo de pensiones se encuentran la enfermedad grave y situación legal de desempleo durante, al menos, 1 año.

 

Una vez declaradas alguna de estas condiciones, el beneficiario deberá escoger la forma de pago que prefiera dentro de estas tres: pago único, renta temporal o vitalicia, mixto entre pago único y renta.

 

¿Quién supervisa los planes de pensiones?

 

La importancia de los planes de pensiones es evidente, ya que se trata de los ahorros que se reservan para el momento de la jubilación cuando dejamos de trabajar. Es por ello por lo que están sometidos a una estrecha vigilancia por parte de las autoridades.

 

Los planes de pensiones se rigen básicamente por la Ley y el Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones, que depende del ministerio de Economía, aunque existen otros mecanismos.

 

Por un lado está la Comisión de Control del Plan de Pensiones, en la que están presentes todos los agentes implicados, promotores y beneficiarios en el plan de pensiones supervisando su funcionamiento y ejecución.

 

El "defensor del partícipe" es la figura encargada de decidir sobre las reclamaciones que los partícipes y beneficiarios mantengan contra las entidades.

 

Además, según la ley de Planes y Fondos de Pensiones, existe la figura del “defensor del partícipe”, cuya misión es decidir sobre las reclamaciones que los partícipes y beneficiarios mantengan contra las entidades. Su decisión es vinculante.

 

Para evitar ir a juicio, la normativa ha previsto que todas las entidades dispongan de un departamento de atención al cliente que pueda resolver las cuestiones sin necesidad de pleitos judiciales, lo que minimiza el tiempo y los costes.

 

Por último señalar la función de las auditorías y es que, omo ya hemos dicho antes, garantizar la viabilidad de los planes de pensiones es de enorme importancia, y por ello todas las entidades deben someterse a un control de auditoría en el primer cuatrimestre de cada ejercicio (coincide con cada año natural).

 

Fiscalidad de los planes de pensiones

 

Tener un plan de pensiones es interesante porque nos puede servir a la hora de desgravar en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF). En concreto, esta reducción será de 10.000 euros al año salvo que el contribuyente sea mayor de 50 años, en cuyo caso esta cuantía sube hasta 12.500 euros.

 

El otro límite corresponde al 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio. Este porcentaje será del 50% para contribuyentes mayores de 50 años.

 

Respecto a las prestaciones, se podrán aplicar la reducción del 40% si la prestación es en forma de capital, siempre que hayan transcurrido al menos dos años desde la primera aportación.

 

Los mejores planes de pensiones 

 

Aquí incluimos algunos de los mejores planes de pensiones, aunque, como ya hemos señalado a lo largo de esta guía, es labor de cada inversor analizar cuidadosamente y comparar las distintas ofertas del mercado hasta encontrar la que mejor se ajusta a nuestras necesidades y situación.

 

Bonificación del 5%

Bonificación del 5%

Bonificación del 4%

Bonificación del 4%

Bonificación del 4%

 

Bonificación del 4%

Bonificación del 3%