acierto.com
Agencia Tributaria

Ya está aquí el nuevo ejercicio de la Renta y no nos quedara otra opción que ajustar cuentas con Hacienda. Tras los últimos cambios y novedades introducidas por el Gobierno, hay pocas opciones de ahorrar, es decir, desgravar. Los planes de pensiones y la desgravación por inversión en vivienda habitual son las claves para conseguir una rebaja en el Impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF), pero no son las únicas cosas que nos podremos deducir...

 

Deducción por planes de pensiones privados

 

Este ejercicio los planes de pensiones van a tener de nuevo una gran importancia a la hora de desgravar. Muchos son los ciudadanos que, alarmados por las últimas reformas del Gobierno, están optando por abrir planes de pensiones privados para complementar una pensión pública que se verá mermada en el futuro debido al nuevo sistema introducido recientemente. Esta inversión puede ser muy favorable a la hora de hacer la declaración de la Renta 2013, puesto que las aportaciones a los planes de pensiones desgravan 25 y el 52% dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que residamos, pudiendo llegar a 56% en el caso de Andalucía, Asturias y Cataluña. El límite de desgravación son 10.000 euros para menores de 50 años y 12.500 euros para los mayores de 50 años. En nuestra guía de planes de pensiones lo explicamos con más detalle.

Hay que recorda que en los ejercicios fiscales de 2012, 2013 y 2014 aumentarios los tipos del Impuesto sobre la Renta desde 0,75 a 7 puntos porcentuales adicionales, dependiendo del nivel de ingresos, en lo que se refiere a esta deducción.

 

Deducción por compra o rehabilitación vivienda habitual

 

La campaña de la Renta 2013 es la primera en la que los contribuyentes ya no podrán deducirse nada por compra de vivienda habitual después del 1 de enero de 2013. Tampoco se pueden desgravar las obras de rehabilitación, ampliación y de adaptación para personas con discapacidad realizadas en la vivienda a partir de la citada fecha. Aún es posible desgravar por vivienda habitual para compras realizadas antes de dicha fecha. En ese caso nos podremos deducir hasta un 15% de las cantidades invertidas hasta un máximo anual de 9.040 euros, dinero que ha debido ser destinado a la adquisición o rehabilitación de vivienda. Nuestra guía de la Renta ofrece más detalles al respecto.

No obstante, en País Vasco y Navarra, que tienen su propio IRPF, pueden seguir practicando deducción por vivienda habitual, también los que adquieran vivienda o inicien su construcción con posterioridad a 1 de enero de 2013.

La asociación de Técnicos de Hacianda GESTHA recuerda que los contribuyentes que hayan satisfecho cantidades antes del 1 de enero de 2013 para ampliar la superficie habitable de la vivienda habitual o llevar a cabo obras para su rehabilitación o adaptación para las personas con discapacidad, pueden continuar deduciendo los importes pagados este año, siempre que las citadas obras estén terminadas antes del 1 de enero de 2017. La desgravación ascenderá al 15% del importe invertido con un límite de inversión anual de 9.040 euros para ampliación y rehabilitación, mientras que la deducción para obras de adaptación de personas con discapacidad es del 20% (un 25% en Cataluña), con un límite de 12.080 euros.

 

Deducción por alquiler

 

Tanto el arrendador como el arrendatario pueden salir ganando con el alquiler en su declaración. El primero, si alquila la casa a un inquilino con ingresos menores a 25.107 euros, puede llegar a desgravarse el 60% de lo ingresado. A su vez, el arrendatario puede igualmente deducirse un 10% del alquiler.

 

Hay que declarar las ganancias que provengan de la lotería

 

Este año las ganancias derivadas de los premios de apuestas organizadas por Loterías y Apuestas del Estado y por las comunidades autónomas, Cruz Roja Española y por la ONCE ya no están exentas del Impuesto sobre la Renta a partir del 1 de enero de 2013. Están exentos los premios inferionres a 2500 euros y los que sobrepasen esa cuantía, tributan a un 20% respecto a la parte que exceda los 2500 euros.

 

Desgravar por pago a sindicatos, ONGs y partidos

 

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda también recomiendan a los ciudadanos que revisen sus borradores si el año pasado contribuyeron generosamente con colegios de huérfanos o entidades similares, pagaron cuotas sindicales, de colegios profesionales con carácter obligatorio (éstas últimas con un límite de 500 euros) o de defensa jurídica contra el empleador, que podrían reducir los rendimientos hasta 300 euros.

Lo mismo sucede con los declarantes que hayan realizado donativos a alguna ONG, fundaciones, asociaciones declaradas de utilidad pública y, en definitiva, entidades acogidas a la Ley 49/2002, pidiendo siempre un recibo o certificado con sus datos identificativos, fecha e importe donado. El contribuyente podrá desgravarse entre un 25% y un 10% de sus aportaciones, estando exentas las ganancias patrimoniales consecuencia de la transmisión de bienes donados.

Las cuotas de afiliación y las aportaciones a partidos políticos podrán ser objeto de reducción en la base imponible con un límite máximo de 600 euros anuales. También dan derecho a la deducción del 25% las donaciones realizadas a los partidos políticos.

 

Otras formas de desgravar

 

Una de las grandes novedades, y de las pocas que encontramos, es que ahora cualquiera puede deducirse un 20% por la inversión en empresas de nueva o reciente creación si actúa como un "business angel". Este tipo de inversiones permite una deducción del 20% en la cuota estatal del IRPF de la inversión realizada al suscribir las acciones o participaciones de la sociedad, siendo 50.000 euros anuales la base máxima de la deducción, limitada a una participación nunca superior al 40% del capital de la entidad. Asimismo, se fija la exención total de la plusvalía al salir de la sociedad, siempre y cuando se reinvierta en otra entidad de nueva o reciente creación.

Por otro lado, todos aquellos emprendedores que el pasado año se animaron a poner en marcha una Sociedad Limitada Nueva Empresa  pueden deducirse el 15% de las aportaciones realizadas, con un límite de 9.000 euros anuales.

Otra forma de desgravar es traspasar dinero de un fondo de inversión a otro. A veces ocurre que un fondo de inversión concluye, se cobran los beneficios y llega la hora de tributar por ellos. Una forma de no hacerlo es volver a invertir los fondos en otros fondos de inversiones. De esta manera, reinvirtiendo el dinero, no pagaríamos impuestos, algo que mucha gente desconoce.

Por otro lado se han introducido nuevas medidas contra la especulación. Las patrimoniales especulativas generadas en menos de un año ahora tributan en la base general del IRPF en lugar de en la base del ahorro, como sucedía hasta 31 de diciembre de 2012, de forma que la base general es más progresiva, tiene tipos más altos y se deberá llegar a pagar hasta un 56% en el caso de Andalucía, Asturias y Cataluña.

 

 

La campaña de la Renta ha comenzado ya y por tanto ya se puede acceder a los datos fiscales y al borrador del IRPF 2014. Dentro de este artículo dedicado al borrador podréis encontrar nuevos vídeos sobre cómo aplicar las principales desgravaciones y deducciones (Aportaciones a planes de pensiones, cuotas sindicales y colegios profesionales, Deducción por adquisición de vivienda habitual, deducción por alquiler de vivienda, deducciones autonómicas y deducción por maternidad) en el propio borrador antes de confirmarlo.

 

Más información:

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?