acierto.com
Renta 2013

Si la declaración de la Renta te sale a devolver, no dudes en hacerla cuanto antes, ya sea usando el borrador o el nuevo programa PADRE simplificado, puesto que la Agencia Tributaria ha devuelto el dinero ya a muchos contribuyentes.

 

En concreto ya ha devuelto 3.700 millones de euros a 5.485.000 contribuyentes, un 2% más que en la pasada campaña a la misma fecha, de manera que el 76% de las devoluciones solicitadas y el 68% de los importes correspondientes, han sido ya abonados.

 

Esta rápida devolución en parte es debido a que los ciudadanos cada vez usan más Internet para declarar. Más de 7.150.000 contribuyentes han presentado por Internet su declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) correspondiente al ejercicio 2013 a fecha de 30 de mayo, lo que supone un 9,9% más que en igual periodo del pasado año. En estos dos primeros meses de campaña, han sido 8.568.000 el total de declaraciones ya presentadas, 625.000 más que en las mismas fechas del año anterior.

 

Está previsto que la presente campaña cuente con 19.325.000 declaraciones, de las que se espera que 14.600.000 darán derecho a devolución, por un importe total de 10.725 millones de euros, y 4.050.000 declaraciones saldrán con resultado a ingresar, por importe de 6.725 millones de euros.

 

Para aquellos que necesiten ayuda o asesoramiento, recordad que existe la posibilidad de pedir cita previa y en la Agencia Tributaria. Hasta ahora se han concertado casi 1,9 millones de citas previas para la confección de declaraciones de Renta y se han atendido algo más de 3,8 millones de llamadas telefónicas a través de los diferentes servicios que ofrece la Agencia. El servicio de atención con cita previa se mantendrá hasta el 30 de junio, último día de la campaña.

 

Por último recordad que están exentos de realizar la declaración si así lo desean, en términos generales, los contribuyentes con rentas exclusivamente procedentes del trabajo hasta un importe de 22.000 euros anuales. El límite para no declarar se reduce a 11.200 euros si los rendimientos proceden de más de un pagador, salvo excepciones. Igual que el año anterior, tampoco estarán obligados los contribuyentes que cuenten con rendimientos del trabajo, capital y actividades económicas, así como ganancias patrimoniales (subvenciones, premios, otras), con el límite conjunto de 1.000 euros, junto con pérdidas patrimoniales inferiores a 500 euros.

 

Más información:

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?