acierto.com
Agencia Tributaria

Desde el pasado 1 de abril y hasta el 30 de junio los contribuyentes pueden solicitar y confirmar su borrador de la Renta, pero ¿qué ocurre si no se presenta en tiempo y fecha o si, por el contrario, se presenta con datos incorrectos?

 

Puede ocurrir que se presente la declaración de la Renta tarde, que se haga con datos incorrectos o incompletos por error o ignorancia o que, por el contrario, se aporten datos falsos o se oculte información para intentar que la liquidación de la Renta resulte favorable para el contribuyente, es decir que la declaración salga a devolver y no a pagar.

 

Presentar la declaración de la Renta fuera de plazo

 

Si se presenta la declaración fuera de plazo, la Administración puede sancionar al contribuyente con una multa que va desde 100 a 400 euros, en función de si se presenta voluntariamente o si es requerida por Hacienda. Estas serán las distintas sanciones en función del tiempo de demora y de si se hace de manera voluntaria o no:

 

  •  La multa será de 100 euros si se presenta, aunque sea tarde, voluntariamente la declaración.
  • La multa será del 5% de la cantidad que ingresemos si la declaración se presenta antes de los 3 meses siguientes a la finalización del plazo ordinario de presentación.
  • La multa será del 10% de lo que ingresemos si se entrega entre 3 y 6 meses más tarde.
  • La multa será del 15% si se entrega entre 6 y 12 meses más tarde.
  • La multa será del 20% de lo que ingresemos más los intereses de demora si se entrega un año más tarde.
  • La multa será del 50% al 150% de lo que ingresemos si se ha presentado tarde a propósito con el objetivo de defraudar a Hacienda.  

 

De cualquier manera se deberá abonar el importe correcto de la declaración además de la multa correspondiente. Sin embargo, Hacienda reducirá el 25% de la sanción si el contribuyente acepta la multa en cuestión y si realiza el ingreso total del importe dentro del plazo previsto.

 

Presentar la declaración de la Renta con datos incorrectos

 

Una vez que presentamos la declaración de la Renta debemos cerciorarnos de que todo está correcto ya que cualquier error u omisión en la misma puede traer consigo multas por parte de la Administración. El alcance de las sanciones variará en función de si el olvido o el error se han producido de manera involuntario o si, por el contrario, se han introducido u omitido datos en la declaración con el objetivo de pagar menos o para no pagar nada.

 

Hay que destacar que los datos incluidos en el borrador facilitado por la Administración no tienen por qué ser correctos, por lo que deberás revisarlos a conciencia ya que a pesar de que el borrador sea facilitado por la Administración, ésta no se hace responsable de los posibles errores u omisiones que contenga. De este modo sólo el contribuyente será responsable del contenido del borrador.

 

 

Las sanciones irán del 50% al 150% de la cantidad a ingresar en función de si el propósito del contribuyente ha sido o no defraudar a la Administración.

 

La Ley General Tributaria establece diferentes sanciones en función de si el error u omisión es intencionado o no. De este modo las sanciones irán del 50% al 150% de la cantidad a ingresar en función de si el propósito del contribuyente ha sido o no defraudar a la Administración. A continuación detallamos las infracciones más comunes y las sanciones correspondientes:

 

  • No comunicar el cambio de domicilio fiscal lleva consigo una multa de 100 euros.
  • Confirmar un borrador con datos erróneos o incompletos se multa con 150 euros.
  • Incluir datos incorrectos en la declaración de la Renta trae consigo una multa del 50% al 150% del importe a ingresar. En este sentido, si la infracción es inferior a 3.000 euros será leve y la multa será del 50% del impuesto no ingresado, si supera los 3.000 euros y el 10% de la infracción se debe a la ocultación de datos, la multa será del 50% al 100% del impuesto no ingresado y, finalmente, la infracción será muy grave cuando se hayan utilizado medios fraudulentos como una doble contabilidad y aquí las sanciones van del 100% al 150%.
  • Solicitar devoluciones, beneficios o incentivos fiscales indebidamente se considera una infracción grave y la multa será del 15% sobre la cantidad recibida. Y si se han omitido o incluido datos falsos, la multa será de 300 euros.

 

En definitiva presentar la declaración de la Renta tarde o hacerlo con datos incorrectos u omitiéndolos puede salirnos por un ojo de la cara por lo que será recomendable realizar la declaración cuanto antes y evitando cometer los errores más comunes. Para no equivocarte y salir airoso de la declaración de la Renta te recomendamos que eches un vistazo a nuestra guía del IRPF 2014.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?