acierto.com
Agencia Tributaria

Transcurridos ya más de seis meses desde que finalizara el plazo de presentación de la declaración de la renta de 2013, casi medio millón de contribuyentes que habían solicitado la devolución todavía no la han cobrado.

 

Así se desprende de la nota de prensa presentada por la Agencia Tributaria (AEAT) en la que se desglosa que para la campaña del año pasado correspondiente a 2013 se presentaron un total de 19.254.119 declaraciones; de las cuales se solicitaron su devolución en un total de 14.389.444 de estas; entre las que se ha efectuado en 13.929.252 de ellas (96,8% del total), pero aún quedan en el tintero 460.192 de las declaraciones (3,2% del total).

 

Cantidad que por otro lado se mantiene en línea a lo acaecido en otros años durantes estas fechas. Así pues, con estas cifras Hacienda le ha devuelto a los ciudadanos 9.965.762.000 que había recaudado durante la anterior campaña.

 

A las fechas actuales, en todas las declaraciones entregadas dentro del plazo de presentación estipulado por Hacienda que no hayan sido pagadas se le abren dos posibles soluciones: Una que la AEAT no les haya pagado la devolución por haber detectado ciertas deficiencias en la declaración que invaliden dicha solicitud de devolución. O bien, que el pago aún no se haya efectuado por fallo de la Administración, en cuyo caso, al declarante se le deberá devolver no solo el montante solicitado en la devolución sino además un recargo en forma de interés de demora del 4,375% sobre la cantidad prevista inicialmente a devolver. Esta disyuntiva también se le puede presentar a quienes hayan presentado la declaración de la Renta fuera del plazo establecido por Hacienda y no hayan recibido la devolución solicitada transcurridos 6 meses desde el plazo de presentación de la declaración. Según los expertos fiscales, suele tratarse en su mayor parte de declaraciones que han solicitado devoluciones importantes, que en muchos casos no se corresponden con rentas de trabajo y que ofrecen dudas sobre su cumplimiento fiscal.

 

Para poder comprobar si se encuentra en una u otra situación basta con acceder a la web de la Agencia Tributaria a la sección consulta del estado de la devolución (que puede entrar desde aquí). Para entrar basta con tener un PIN 24 horas o un NIF junto con número de referencia o un certificado electrónico. Una vez dentro de la plataforma, basta seleccionar el expediente correspondiente a la declaración de la renta y en caso de que haya habido alguna incidencia se lo señalará.

 

A quienes les aparezca que ha habido alguna incidencia, muy posiblemente esa deficiencia haya sido la causa de la demora del pago en lugar de por un fallo imputable a la AEAT. En ese caso a través del sistema “Verifica” desarrollado por la Agencia Tributaria el contribuyente puede acelerar la gestión de su devolución que se haya demorado por pequeños errores en el calculo de alguna cantidad o por la omisión de algún dato.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?