acierto.com
Ahorros

El precio de la vivienda cada vez está más bajo y, prueba de ello, es que en los últimos meses ha aumentado considerablemente la venta de inmuebles en comparación a los años predecesores. Sin embargo, el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) no corre la misma suerte y es que tal y como ha denunciado la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), este impuesto presenta subidas de precio de hasta un 54% en los últimos 5 años.

 

Esta cifra es el resultado de un estudio elaborado por la OCU en el que ha analizado el valor de este impuesto en 8 ciudades: Madrid en el que el IBI ha subido un 54%; Málaga en el que la subida es de un 7,91%; Bilbao y Valencia con subidas por debajo del 11%; La Coruña con subidas del 17%; Valladolid y Sevilla con subidas del 23% y Barcelona en la que el IBI es ya un 33,82% mayor que hace 5 años.

 

OCU denuncia que este impuesto se haya incrementado tanto en los últimos años, especialmente cuando el precio de las viviendas ha caído en picado. Según la organización, debería haber descendido sobre todo en un momento en el que la capacidad económica de los consumidores ha sido y sigue siendo tan precaria.

 

Para ayudar a los consumidores a hacer frente al pago de este costoso impuesto, OCU recomienda domiciliar o fraccionar el pago del IBI consiguiendo una rebaja del 5%. También es posible solicitar una bonificación del 50% del valor del IBI siempre y cuando la vivienda sea de protección oficial y no hayan transcurrido más de tres años de la compra.

 

Además, hay más bonificaciones y descuentos: las familias numerosas pueden beneficiarse de bonificaciones de hasta el 90%, si has instalado placas solares, la bonificación puede ser del 50%, si tienes la vivienda alquilada puedes deducirte parte del impuesto y pagar menos IRPF y si tu inmueble forma parte del patrimonio histórico no tendrás obligación de pagar el IBI.

 

Te recomendamos que cuando recibas tu recibo del IBI prestes atención a todas estas bonificaciones para, así, pagar menos por este impuesto que cada vez es más elevado.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?