acierto.com
Citroën

La crisis está siendo muy dura y muy pocos se están salvando de sus efectos. Hay quien directamente no puede ya pagar su seguro, pero a veces solo hace falta un respiro, un breve aplazamiento en el recibo del coche. Afortunadamente existen opciones para demorar un poco el pago sin ser dado de baja del seguro.

 

Cuando se produce un impago, tenemos un mes de gracia desde el mismo instante en el que se produce, de forma que seguimos asegurados aunque no se produzca el pago. Durante ese mes puedes circular sin problemas y estarás totalmente cubierto, pero es vital pagar antes de que expire el mes de gracia para no ser dado de baja y además tener que afrontar las consecuencias que le impago pueda acarrear.

 

Anticípate al impago: consigue un seguro más barato

 

Pero eso ocurre en el peor de los casos, lo mejor es anticiparse al impago y ponerle solución antes de que se produzca. Una buena opción es simplemente hacer una comparativa en el comparador de seguros para mirar si existen seguros más baratos con las mismas coberturas, si no se quiere perder ninguna, o rebajar el precio sacrificando alguna cobertura que no sea esencial (en nuestra guía del seguro del coche os explicamos las que a nuestro juicio son más importantes).

 

Por ejemplo, una buena opción cuando se es buen conductor y se tiene el coche a todo riesgo es optar por una franquicia, que puede rebajar mucho la prima a cambio de que nosotros mismos nos hagamos responsables de las pequeñas reparaciones hasta una cantidad pactada con el seguro. Otras veces quizás podamos renunciar a coberturas como la de robo o incendio para abaratar un poco el seguro...

 

Otra opción: negocia el aplazamiento el pago

 

Otra opción, si no queremos cambiar de aseguradora, es intentar negociar el aplazamiento del pago. Seguramente el fraccionamiento conlleve algún recargo, pero al menos podremos pagarlo en cuotas más asequibles y el riesgo de impago decrecerá. Por poner un ejemplo, Mutua Madrileña lleva ya un tiempo permitiendo que sus asegurados paguen la prima en tres pagos sin recargo alguno.

 

En cualquier caso no hay que dudar en contactar con la aseguradora y exponerles el problema. No es seguro que recibamos una solución que nos satisfaga, pero siempre hay que exponer la situación a la otra parte para conocer su punto de vista. Existen seguros especiales para desempleados o quizás la aseguradora pueda tener algún producto especial que pueda ser adecuado para la situación de impago temporal. Incluso existen los seguros por meses o días.

 

Hay que hacer hincapié en que el que tiene un coche, debe tener un seguro en vigor, aunque no lo mueva, es totalmente obligatorio, así que dar de baja el seguro y tener el coche sin asegurar es ilegal, no es una opción, ya que te arriesgas a elevadas multas.

 


AHORRA EN TUS SEGUROS: Compara más de 30 aseguradoras en 3 minutos