acierto.com
Rueda coche

No acabamos de salir de la crisis y eso nos está obligando a todos a apretarnos el cinturón. Mucha gente cree que de donde se puede ahorrar más es de ocio fuera de casa o en la luz, pero lo cierto es que en muchos casos se puede conseguir un mayor ahorro si prestamos atención a nuestro seguro de coche. Hay muchos trucos para conseguir el seguro más barato y el que mejor se adapte a ti, pero la mejor opción es evaluar las coberturas que tenemos contratadas y eliminar aquellas que pensemos que no vamos a utilizar.

 

Como os contamos en nuestra guía del seguro de coche, El precio del seguro depende mucho del riesgo que queramos asumir, pero muchas veces tenemos contratadas ciertas modalidades de seguro y/o coberturas que no nos supone nada de riesgo eliminar para abaratar el seguro, puesto que difícilmente las vamos a utilizar.

A continuación os indicamos qué coberturas no son estrictamente necesarias y en qué casos. Tener el coche demasiado asegurado es muy caro, pero hay que aclarar que tampoco conviene caer en el infraseguro y correr demasiados riesgos.

 

Coberturas de las que es mejor no prescindir

 

Por su naturaleza, todo seguro incluye obligatoriamente la Responsabilidad Civil Obligatoria (RCO) para cubrir los daños a cosas, personas o animales que podamos producir con el coche. En este caso lo ideal es que el seguro venga con una cobertura adicional voluntaria que expanda la cobertura.

 

Algo parecido sucede con el seguro del conductor, al que no cubre la RCO, pero que en caso de ser culpable de un accidente y resultar malparado, necesitará asistencia. Esta cobertura viene incluida también ya de serie en la mayoría de los seguros de coche, por lo que no podremos (ni tampoco nos conviene) prescindir de ella para conseguir un seguro más barato. En el caso de esta cobertura lo más importante es comprobar que estamos cubiertos hasta una cantidad razonable que puede ir de los 3.000 euros hasta los 100.000.

 

La cobertura de defensa jurídica es otra de las coberturas que nadie debería eliminar de su seguro para ahorrar. A pesar de que muchas aseguradoras cuentan con acuerdos entre sí, hay casos en los que no nos quedará más remedio que acudir a los juzgados a reclamar nuestros derechos y, sin esta cobertura, reclamar de esta manera nos podría suponer mucho tiempo, dinero y grandes quebraderos de cabeza. Ya es también habitual que los seguros además incluyan la cobertura de defensa jurídica de serie en el seguro. De nuevo solo debemos estar atentos y comprobar bien hasta dónde nos cubre, los límites de la cobertura.

 

El atractivo de la cobertura de lunes es que convierte a nuestra póliza en “consorciable”

 

Por último, consideramos imprescindible contratar la cobertura de lunas, no solo para tener cubierta la rotura de las lunas, sino porque esta cobertura es relativamente barata y conlleva la ventaja adicional de que nuestra póliza entra automáticamente en el Consorcio de Compensación de Seguros y, por tanto, nuestro vehículo quedaría cubierto ante desastres naturales y otro tipo de sucesos que pueden arruinar nuestro coche. Las coberturas de incendio y robo también hacen nuestra póliza “consorciable”, pero la de lunas es la forma más barata de hacerlo.

 

Coberturas de las que podemos prescindir en determinados casos

 

La cobertura de asistencia en viaje es muy recomendable, puesto que nos puede sacar de situaciones complicadas, pero no es una cobertura imprescindible en todos los casos. Si no viajas mucho y tu coche es relativamente nuevo, la posibilidad de que vayas a utilizar esta cobertura desciende mucho. Al margen de su uso, la cobertura de asistencia en viaje, que no solo debe asistir a vehículos sino a personas, varía tanto de seguro a seguro que lo mejor es examinar bien lo que se contrata en cada caso para no llevarnos luego sorpresas desagradables a pesar de disponer de la cobertura contratada.

 

La cobertura contra robo es igualmente recomendable, pero no siempre imprescindible. Los cubre contra los desperfectos que los ladrones pudieran ocasionar en nuestro coche. Si nuestro coche no es muy atractivo para los cacos, es ya muy antiguo, nuestra zona no es de gran riesgo de robo y el coche se aparca en un lugar seguro, probablemente podemos prescindir de esta cobertura, cuyas indemnizaciones al final pueden llevar a más de uno a la decepción.

 

Por último, una cobertura de la que probablemente también se pueda descartar para conseguir el seguro más barato sea la de incendio. Las variables a tener en cuenta para no contratar esta cobertura son muy similares a las de robo. Si nuestra zona no es muy conflictiva en este sentido, este dinero nos lo podemos ahorrar.

 

Coberturas caras de las que en la mayoría de casos podemos prescindir

 

La inmensa mayoría a buen seguro pueden permitirse no contratar el seguro contra la retirada del permiso de conducir. Si por alguna razón el asegurado pierde el carnet y no puede conducir, esta cobertura le indemnizará. Esta cobertura está especialmente pensada para profesionales del transporte en carretera, por lo que para conductores comunes no es demasiado atractiva, sobre todo teniendo en cuenta que las causas más habituales de retirada del carnet de conducir están expresamente excluidas de esta cobertura.

 

Otra cobertura sin la que a buen seguro podamos vivir es el vehículo de sustitución. Nos permite conseguir un coche para desplazarnos mientras nuestro vehículo se encuentra en el taller. La inmensa mayoría de los conductores probablemente puedan conseguir transporte adicional en situaciones puntuales, por lo que no parece muy necesaria la contratación de esta cobertura, cuyos límites a veces la hacen aún menos deseable.

 

Tener el seguro a todo riesgo es muy caro y recomendable solo para coches nuevos...

 

Por último, destacar que tener el coche a todo riesgo, aunque es lo que todo el mundo desea y sin duda es la modalidad más publicitada, resulta en términos generales muy caro y solo recomendable solo cuando nuestro coche tiene unos pocos años de antigüedad. Pasado este tiempo, es muy probable que la indemnización que nos den por el coche en caso de siniestro cuando no existe un tercero culpable no salga a cuenta, todo depende de los límites que contratemos. En cualquier caso mucha gente opta por franquicias para conseguir el seguro más barato, lo que supone que el tomador del seguro se hace cargo de las pequeñas reparaciones hasta un determinado límite y a partir de esa cantidad, es la aseguradora la que se hace cargo de las reparaciones.

 

Una gran forma de ahorrar en el seguro a todo riesgo son las franquicias...

 

La guinda del pastel: usa un comparador gratis

 

Si no conoces las coberturas que tienes contratadas, no importa, te recomendamos realizar una comparativa gratis en nuestro comparador. En unos minutos sabrás qué seguros se adaptan perfectamente a ti, a tu perfil, y te proporcionaremos no solo el mejor precio, sino un resumen de coberturas sencillo y fácilmente comprensible.

 

Resultados comparador seguros

 

El comparador es independiente, te ofrece comparar más aseguradores que nadie, y al final de la comparativa podrás también añadir y eliminar coberturas a tu conveniencia para comprobar los cambios de precio.

 

   

 

Dejar que tu seguro se renueve automáticamente, teniendo en cuenta la competencia y la bajada de precios de los últimos tiempos, es un mal negocio... 

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?