acierto.com
Bugatti Veyron

La picaresca se dispara con la crisis, pero que alguien lance al agua un automóvil valorado en un millón de dólares (758.000 euros) para cobrar del seguro 2,2 millones de dólares (1,66 millones de euros) parece el guión de una película. Pero a veces la realidad supera a la ficción.  Esto es lo que le ha ocurrido al osado conductor del Bugatti Veyron, pero en este caso el fraude no pudo hacerse realidad gracias a que otro automovilista grabó el falso accidente y lo publicó en Youtube. 

 

Andy Lee House, ciudadano norteamericano residente en Lufkin, una localidad situada al este de Texas, se ha hecho desgraciadamente famoso al arrojar de forma deliberada un Bugatti Veyron, valorado en un millón de dólares, al Golfo de México para reclamar el pago de un seguro de 2,2 millones de dólares. La "broma" le puede costar muy cara, ya que se arriesga a una condena de 20 años de cárcel.

La Oficina del Procurador Federal para el Este de Texas ha hecho público que Andy Lee House, de 39 años, se ha declarado culpable de fraude, en lo que parece un intento de reducir su condena.

House compró en octubre de 2009 un Bugatti Veyron, uno de los automóviles más caros y más veloces del mundo (puede llegar a los 400 kilómetros por hora), por un millón de dólares, y lo aseguró luego por 2.2 millones de dólares. En noviembre de 2011 comunicó que había sufrido un accidente cuando conducía su superdeportivo cerca de La Marque, Texas. El agua salada inundó el motor del automóvil y el Bugatti quedó destrozado, lo que en la jerga del seguro del automóvil se denomina “siniestro total”. Un día después del accidente, House llamó a la compañía de seguros y reclamó el pago de 2.2 millones de dólares por el vehículo.

Sin embargo, el pícaro propietario del Bugatti Veyron desconocía que otro automovilista había grabado el falso accidente, mostrando sin lugar a dudas que conducjo deliberadamente el vehículo hacia el agua.  Luego lo publicó en YouTube.

La jugada no le ha salido nada bien ya que ha perdido un coche de un millón de dólares, una indemnización de 2,2 millones, y puede que los próximos 20 años de su vida los pase el propietario del Bugatti Veyron en una prisión federal en Estados Unidos.

 

Jugadores del Real Madrid, también con su Veyron

 

Este lujoso coche también ha sido protagonista en nuestro país recientemente gracias al delantero francés del Real Madrid de fútbol, Karim Benzema, que llegó hace unos días a un entrenamiento subido en un Bugatti Veyron valorado en 1,6 millones de dólares (1,21 millones de euros) . El francés ha tenido diversos problemas con la justicia por su amor a los coches y la velocidad. Hace unos meses fue cazado a 216 kilómetros por hora en la M40 de Madrid.
 Benzema se une así a su compañero Cristiano Ronaldo, quien también dispone de este bólido en su gran colección.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?