acierto.com

“Lo único que hago es pagar”, “para cobrar sí que son rápidos”, “llevo toda la vida poniendo pasta y siempre que pregunto algo me dicen que no está cubierto por la póliza”. Son frases que cada día se escuchan en las agencias de seguros de toda España. Quejas de los asegurados, vertidas normalmente contra quien menos culpa tiene, el agente, y que denotan su malestar por la, a su entender, disonancia entre lo que pagan por su seguro y los servicios prestados por este. Surge entonces la pregunta: ¿Está en consonancia la prima del seguro con los servicios prestados?

 

Si se analiza desde el punto de vista del asegurado, el comportamiento de las compañías y, en general, de la industria del seguro, deja bastante que desear en este sentido.

Por un lado cada vez se crean sistemas más eficaces para predecir los futuros riesgos. Análisis de grandes datos con los que las aseguradoras, en una labor de improvisada videncia estadística, tratan de predecir cuándo va a enfermar alguien o en qué momento tendrá un accidente. Previsiones que permitirán a las aseguradoras ajustar la prima de seguro y ofrecer garantías que cubran los principales riesgos.

Pero tampoco hay que lanzar las campanas al vuelo, esto no lo hacen por el consumidor, sino por ellos mismos. Las compañías de seguros (al igual que las empresas de cualquier otro sector) buscan cada día métodos para aumentar su margen de beneficios. No obstante, sea por el motivo que sea, si se abarata el seguro y mejora el servicio al cliente, bienvenido sea.

En el caso anterior el asegurado saldrá beneficiado en última instancia, sin embargo, en otras cuestiones no será así. Por ejemplo cuando hacen pagar a justos por pecadores y tratan de recuperar con los clientes honestos lo perdido por el fraude en el seguroya sea con un incremento injustificado en el coste del seguro (dentro de las políticas privadas de cada compañía) o con la parte de la prima de seguro que se destina al Consorcio de Compensación de Seguros. Analicemos estos puntos con más detenimiento.

 

El fraude en el seguro y el consorcio afectan, y mucho, a la prima de seguro

 

Según el informe realizado por la Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones (ICEA), en 2013 se registraron en España 151.995 intentos de fraude al seguro. Un 3,07% más que el año anterior. La mayoría de ellos se dio en los seguros de coches, en concreto, 108.893, un 71,64%. Los casos en los ramos de Diversos y Responsabilidad Civil supusieron el 23,81% del total y Vida, Accidentes y Salud el 4,17%.

Por comunidades fue Andalucía la que ocupo el primer escalón de este desgraciado podio con 34.587 intentos de fraude al seguro, por detrás aparece Cataluña con 22.551 y Madrid (21.794 casos).

A las 30 compañías que aportaron sus datos a ICEA les reclamaron 573 millones de euros, de los que, finalmente, solo el 28% (161 millones) fueron procedentes.

Haciendo un muy somero análisis, estas cifras se traducen en ingentes cantidades de dinero. Euros que pierden las compañías. Que no gana la industria del seguro y que se intentan recuperar con el incremento en las primas. Por un lado, como ya se ha comentado, las aseguradoras pueden aumentar el coste de sus pólizas y hacer pagar a los honrados por los movimientos fraudulentos de los ilegales.

Por otra parte, todos tendremos que colaborar con el Consorcio de Compensación de Seguros basándonos en los principios de Compensación y Solidaridad.

 

Sistemas para ajustar la prima de seguro: ycar y pago como conduzco

 

Cuánto mayor sea el conocimiento del riesgo, más se podrá adaptar la prima de seguro a las coberturas ofrecidas.

Con este propósito nació el sistema Ycar, puesto en marcha por Mapfre en 2009. Un pequeño dispositivo instalado en el interior del vehículo que proporciona información a la aseguradora acerca del uso que se hace de él: kilómetros recorridos por el día y por la noche, velocidad, porcentaje de circulación por vía urbana… Basándose en estos datos Mapfre puede establecer una prima de seguro que tendrá mucho más que ver con el comportamiento al volante del cliente.

En el 2013 fue Generali la que lanzó el programa “pago como conduzco”. Otro dispositivo muy similar al de Mapfre y con el que se puede lograr hasta un 40% de descuento.

 

El análisis de los grandes datos en los seguros

 

En un mundo tan globalizado como el que habitamos en la actualidad, no es difícil que las aseguradoras accedan a multitud de datos y estadísticas. Números, fechas, cifras que, en algunos casos, pueden parecer inservibles, pero que son sumamente valiosas para las aseguradoras.

La capacidad de las compañías para captar estos datos y, sobre todo, la pericia a la hora de manejarlos y analizarlos es un aspecto de gran importancia. No es de extrañar que las aseguradoras cuenten en su plantilla con trabajadores cuyo cometido es, precisamente, escudriñar estas cifras, realizar cuadros estadísticos, poner en común millones de números para acotar lo máximo posible el riesgo que deben cubrir.

Las compañías juegan un papel básico a la hora de ajustar el precio de la póliza, es obvio; pero los asegurados también tienen su peso. Por ejemplo en los seguros de hogar los clientes deben ser sinceros y lo más precisos posibles al describir el riesgo en cuestión, en este caso la casa.

Como decimos, las compañías pergeñan procedimientos que les permiten conocer a fondo el riesgo que están cubriendo. Poco menos que tratan de poner fecha y precio al siniestro antes incluso de que se produzca. Análisis estadísticos que, a la postre, deben redundar positivamente en la prima del seguro. Estudios de grandes datos que, dentro de la lógica, deberían suponer mejores servicios y primas más bajas. Pero para comprobarlo habrá que esperar.

En la actualidad, tal y como están las cosas, parece difícil que las aseguradoras varíen su modus operandi. Complicado también se antoja que la industria dé un vuelvo y comience a mirar más por el consumidor. Con este panorama, lo mejor que podemos hacer los clientes es aprovechar las pocas armas que tenemos en nuestro poder para pagar menos por más. El comparador de seguros de Acierto es una de ellas. 

 


AHORRA EN TUS SEGUROS: Compara más de 30 aseguradoras en 3 minutos