acierto.com
seguro hogar barato

El seguro de hogar no es un seguro obligatorio, por mucho que el banco trate de imponerlo junto a la hipoteca. La ley sólo obliga a contar con una póliza de daños, pero la compra de una casa es probablemente la inversión más importante que realiza una familia en su vida y, pese a la pérdida de valor por la crisis inmobiliaria, la vivienda supone la mayor parte del patrimonio. Por eso es importante protegerlo con un seguro multirriesgo, el seguro para el hogar más completo. En esta guía os ofrecemos las claves para conseguir el mejor seguro de hogar y a la vez el más barato, o al menos la mejor relación calidad precio teniendo en cuenta las coberturas.

 

 

El 30% de las viviendas aseguradas declara al menos un siniestro al año, por lo que no se entiende que en España sólo tres de cada cuatro cuentan con la protección de un seguro de hogar. Claro que una explicación puede ser que apenas el 17% de las personas que cuenta con un seguro de hogar entiende lo que dice la póliza...

 

Compara seguros de hogar para conseguir el mejor precio y coberturas

 

La primera pregunta no es si aseguro o no la vivienda, puesto que ya hemos visto que resulta muy necesario, sino por cuánto. Y para ello lo mejor es comparar precios, coberturas y prestaciones entre las compañías de seguros. Para facilitar esta tarea, acierto.com pone a tu disposición el comparador de seguros de hogar.

 

Comparador seguros hogar

 

En apenas un minuto podrás comparar los precios y las coberturas de más de una decena de aseguradoras. Para hacerlo aún más sencillo, el comparador separa las pólizas básicas, las que cubren el continente, de las demás, que además protegen el contenido. Las dos incluyen la responsabilidad civil, los daños que podemos hacer desde nuestra vivienda a terceras personas o a sus bienes materiales.

Además te sugieren automáticamente el valor del continente y contenido, por lo que no debes preocuparte por ese tema y te ofrece los precios por separado en cada uno de esos conceptos.

 

Continente y contenido en el seguro de hogar

 

Pero, ¿qué es eso de continente y contenido? Un seguro puede cubrir el continente, que es la vivienda en sí: suelos, techos paredes, ventanas, puertas, y todos los elementos fijos como antenas o lámparas empotradas, el contenido, que es todo lo que se encuentra dentro de la casa: ropas, muebles, electrodomésticos y todo tipo de objetos, o ambas cosas.

La mejor opción, desde luego la más completa y no necesariamente la más cara, es un seguro Multirriesgo Hogar, que prácticamente cubre todos los riesgos imaginables en una vivienda.

 

La responsabilidad civil, la cobertura más importante

 

La cobertura más importante es la de responsabilidad civil, ya que si la vivienda causa daños a terceras personas deberás indemnizarlas y, si no cuentas con seguro, tendrás que hacerlo con tu propio patrimonio. Piensa, por ejemplo, en que has dejado un cigarrillo mal apagado, provocando un incendio en el edificio. Tendrás que hacerte cargo de los gastos consiguientes, que pueden ser muy elevados. Así que plantéate la cobertura de Responsabilidad Civil más amplia que permita una prima razonable.

Para el continente, hay que examinar primero la póliza de la comunidad de vecinos, si tu casa está en un edificio. Generalmente las pólizas de comunidades cubren los daños en todo el edificio, por lo que, siempre que el valor asignado sea correcto, puedes ahorrarte esa cobertura, o hacerlo por un importe más bajo y abaratar así el seguro del hogar

 

Examina lo que ya te cubre la póliza de la comunidad de vecinos y podrás abaratar así tu seguro del hogar

 

Lo ideal es que la comunidad de vecinos cuente con un seguro que, además de cubrir las zonas comunes a las viviendas, indemnice en caso de siniestro por valor a nuevo. Entonces bastaría con contratar un seguro que cubra el contenido de tu casa y la responsabilidad civil. El continente ya estaría cubierto por el seguro de la comunidad. En cualquier caso, si aseguras el continente, comprueba los siniestros que se incluyen en la póliza y, sobre todo, las exclusiones.

 

incendio seguro hogar

 

El contenido también hay que asegurarlo. Lo aconsejable es te indemnicen por el valor de nuevo o de reposición, palabrejas que significan lo que costarían los objetos dañados si tienes que volver a comprarlos. Pero lo habitual es que las compañías de seguros utilicen el concepto de valor de mercado, descontando la depreciación que sufren por el uso, lo que supone menos de lo que costaría comprarlo ahora.

Los metros cuadrados de la vivienda, su ubicación (casco urbano, urbanización o zona deshabitada), el año de construcción, el tipo, la altura del piso o las medidas de seguridad (puerta blindada, verjas, rejas, caja fuerte) influyen, y mucho, a la hora de establecer el coste del seguro de hogar.

 

¿Qué cubre el seguro de hogar?

 

El seguro cubre los daños causados en la vivienda, tanto en continente como en contenido, en caso de incendio, explosión y caída de rayo; actos de vandalismo, acciones tumultuarias y huelgas; fenómenos atmosféricos (lluvia, viento, pedrisco y nieve); pérdidas de alquileres, inhabitabilidad; robo, expoliación y hurto; daños producidos por el agua, y rotura de cristales. La cobertura de responsabilidad civil permite al asegurado protegerse de todo tipo de reclamaciones por el daño que cause a terceros.

A estas coberturas básicas se les puede añadir otras opcionales, como los daños ocasionados por animales domésticos, el atraco fuera de la vivienda o el uso fraudulento de las tarjetas de crédito. Sin olvidar servicios como reparaciones, asistencia en el hogar o cerrajería urgente, entre otros. Evidentemente, cuantas más coberturas, más caro es el seguro.

 

Conocer bien las coberturas y contratar solo las que realmente necesitemos es la clave para encontrar el seguro de hogar más barato para cada uno

 

Pero no todas las aseguradoras cubren los mismos riesgos. Los riesgos básicos cubren el 100% del capital asegurado. A los riesgos complementarios se les aplican otros porcentajes o cantidades fijas, según la cuota que se desee pagar. La inhabitabilidad de la vivienda, la pérdida de alquileres, los daños producidos por la electricidad o la rotura de loza sanitaria o elementos vitrocerámicos, la rotura de vidrios, la podredumbre de alimentos en frigoríficos o la inhabitabilidad y pérdida de alquileres marcan la diferencia entre pólizas y precios.

Con demasiada frecuencia, y por desconocimiento, dejamos de percibir prestaciones a las que tenemos derecho en el seguro del Hogar. Entre las coberturas menos conocidas que muchas pólizas incluyen, figuran éstas:

 

Abono del importe de los alimentos congelados que se hayan estropeado por la interrupción de la cadena de frío, si la causa ha sido un corte eléctrico por avería.

Indemnización (para el titular del seguro o los miembros de su familia) en caso de atraco con violencia fuera de la vivienda.

Compensación de los gastos de un hotel si el asegurado debe abandonar el domicilio mientras duren las reparaciones.

Reposición, en caso de rotura, de lunas, cristales, loza sanitaria y vitrocerámicas.

Si como consecuencia del robo o extravío de una tarjeta se produce un uso fraudulento de la misma, la aseguradora indemniza al cliente.

 

Algunas pólizas abonan los gastos originados por la recuperación de documentos (DNI, permiso de conducir, pasaporte) dañados en el siniestro.

Pero también hay que estar atentos a las exclusiones, a lo que coloquialmente se denomina la letra pequeña del seguro:

 

Por ejemplo, en caso de incendio, algunas compañías de seguros no se hacen cargo del siniestro si se ha producido por un descuido de los habitantes de la vivienda.

Cuando hay daños en aparatos eléctricos, algunas aseguradoras cubren los desperfectos en cualquier circunstancia: rayos, subida de tensión en la red, cortocircuito, entre otras. Pero en otras, el daño solamente se cubre si lo ha producido un rayo, o quedan fuera de la póliza los ordenadores o los aparatos con más de tres años.

Las aseguradoras hilan muy fino. No es lo mismo el hurto (sustracción sin violencia) y robo (con violencia) y generalmente la primera situación no suele estar cubierto por las pólizas.

Algunos seguros no cubren robos, inundaciones o incendios si el asegurado se ha ausentado de su vivienda más de 72 horas.

En caso de ser necesario un cambio de cerradura, algunas compañías de seguros solamente pagan cuando ésta ha sido forzada o cuando al cliente le han robado las llaves. Otras, por el contrario, también se hacen cargo si el asegurado las ha perdido.

 

Todo esto tiene que quedar meridianamente claro en la póliza antes de firmarla.

 

Cómo calcular el valor correcto de continente y contenido

 

Muchas compañías de seguros aplican la "regla proporcional”, que quiere decir que las indemnizaciones se fijan en proporción a las primas pagadas, no a los daños producidos en un siniestro. Por ello, a la hora de contratar un seguro multirriesgo de hogar, es fundamental asignar el valor correcto tanto a continente (si incluyes esa cobertura) como a contenido.

El valor que se debe asegurar es el de reconstrucción, excluido el valor del suelo, que no se asegura. Actualmente, este valor puede oscilar entre 550 euros y 700 euros por metro cuadrado, dependiendo de si es una vivienda unifamiliar o un piso, de las calidades empleadas y de la zona en la que se ubique. Un consejo: elige una compañía de seguros que permita un margen de diferencia en la valoración de, al menos, un 15% antes de aplicar la regla proporcional.

 

Es fundamental asignar el valor correcto tanto a continente como a contenido para evitar el infraseguro

 

En cuanto al contenido, el precio del seguro suele ser entre tres y cuatro veces más alto que el de continente por cada 1.000 euros de capital asegurado. Aquí hay que ser realistas. Si en tu casa no cuentas con muebles y otros enseres que sean muy valiosos, debes ser moderado en el cálculo del contenido, y la prima del seguro del hogar será asequible. Pero si tu vivienda está extraordinariamente bien amueblada y equipada, te interesa una cobertura elevada del contenido, no quedarte corto, aunque la póliza cueste más.

 

No olvides que las obras de arte, las joyas y otros objetos de gran valor, tienes que declararlos, y asegurarlos, aparte

 

No olvides que las obras de arte, las joyas y otros objetos de gran valor, tienes que declararlos, y asegurarlos, aparte. Y que eso va a encarecer notablemente el seguro de la vivienda. Pero te conviene detallar en el contrato del seguro todos los bienes de valor (joyas, pieles, obras de arte o muebles antiguos). Es verdad que esta declaración incrementará el precio de la póliza, pero no menos cierto es que te podrá ayudar a reponer lo sustraído en caso de robo o siniestro, y a calcular con la compañía de seguros la indemnización más justa y equilibrada.

Si después de firmar la póliza adquieres algún bien de un valor importante, comunícalo a la compañía de seguros para que dicha adquisición quede también asegurada.

 

joyas

 

Guarda todas las facturas del mobiliario y enseres de la casa. En caso de siniestro te servirán para demostrar el valor de tus bienes y que todo era tuyo.

Presta especial atención a los daños por mala conservación. Si los desperfectos son causados por tu pereza o dejadez, la aseguradora puede negarse a hacerse cargo de la factura.

 

Cuidado con el infraseguro

 

Es importante asegurar la vivienda por una cifra lo más cercana posible a su valor real. Si se hace a la baja, por pretender ahorrar en la prima del seguro, se produce lo que técnicamente se denomina “infraseguro”. La consecuencia es que la indemnización será menor al perjuicio sufrido.

Si una casa tiene un valor real de 200.000 euros y se asegura en 150.000 euros, la compañía de seguros entiende que sólo está protegida la vivienda parcialmente, en este caso en un 75%. En caso de siniestro se indemniza en esa proporción, y solamente se pagarán el 75% de los daños causados, con el consiguiente perjuicio para nuestro bolsillo.

 

Trucos de ahorro en el seguro multirriesgo del hogar

 

En resumen, estos serían los principales trucos de ahorro.

 

Haz una comparativa gratis y en solo 60 segundos tendrás multitud de precios reales de diversas aseguradoras ajustados a tu caso particular.

Ten en cuenta la bonificación por no siniestralidad si ya tienes seguro del hogar en vigor y además, que debes avisar con 60 días de antelación antes de cambiarte.

Recuerda examinar la póliza de tu comunidad de vecinos. Es muy caro asegurar lo mismo dos veces

Valora el continente y contenido correctamente. Tómate tu tiempo para ello, es una de las grandes claves para conseguir el seguro de hogar más barato posible y que realmente nos asegure como necesitamos

Fracciona el pago solo si te permiten hacerlo sin sobrecoste

Prueba a juntar la póliza de seguro del hogar a otras como la del coche o la de salud a ver si tu aseguradora te hace descuento

Si estás de alquiler, solo debes asegurar el contenido. El continente correría a cargo del arrendador.

No dejes que el seguro se renueve automáticamente, los seguros suben y bajan de precio como el resto de productos y servicios, la competencia es muy alta y podría interesarte cambiar cada cierto tiempo. No dudes en usar nuestro sistema de alertas para ello

Nunca mientas al seguro. Infraasegurar puede salir muy caro en caso de siniestro y sobreasegurar, es directamente caro de por sí.

Elije una compañía de seguros que permita un margen de diferencia en la valoración de, al menos, un 15% antes de aplicar la regla proporcional.

¡Infórmate bien de las coberturas! No solo a la hora de contratar el seguro de hogar, sino después, porque por desconocimiento muchas veces dejamos de percibir prestaciones a las que tenemos derecho

 

Ofertas y promociones

 

Siempre hay que estar atento a ofertas, promociones, códigos de descuento, planes amigo y en general a las acciones de marketing y publicidad de las diferentes aseguradoras. Nosotros haremos ese trabajo por vosotros e iremos publicando todas puntualmente. Podéis seguir estas novedades de muchas formas: visitando directamente la página de seguros de hogar regularmente, usando los RSS o siguiéndonos en Facebook o Twitter

 


AHORRA EN TUS SEGUROS: Compara más de 30 aseguradoras en 3 minutos  
 

 

Otras guías de seguros: