acierto.com
Atención cliente seguro

El servicio de reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) ha editado un nuevo Informe estadístico primer semestre de 2013 en el que se muestra que los seguros Multirriesgo del Hogar son los más polémicos, puesto que han registrado el 30,20% de las reclamaciones.

 

La mayoría de las discrepancias con el seguro que llegaron a oídos de la DGSFP durante los seis primeros meses del año se debían a seguros multirriesgo, pero también se dieron reclamaciones en casos de enfermedad (14,44%), en los seguros de vida con un 11,46% y en los seguros de coche, cuyas reclamaciones ascendieron a 345, lo que supone un 10,81%.

 

La gran mayoría de reclamaciones se debe a divergencias en la aplicación e interpretación de la póliza contratada. Los seguros son productos complejos, llenos de cláusulas y condiciones, y es bueno conocerlas bien antes de contratar el seguro para no llevarnos sorpresas desagradables en el peor momento, el del siniestro.

 

Por poner algunos ejemplos, no es lo mismo asegurar el coche por valor de nuevo que por valor venal, tal y como explica nuestra guía de seguros de coche. Cubiertos con valor de nuevo, en caso de siniestro total, el seguro responderá pagándonos la totalidad del valor del coche como si saliera del concesionario, mientras que en el segundo caso nos pagarían el valor de mercado.

 

Otro ejemplo: muchos seguros multirriesgo del hogar no cubren muchas situaciones que sus asegurados en muchas ocasiones desconocen, tal y como indica nuestra guía de seguro del hogar. Puede ocurrir que si un incendio se origina por un descuido en vez de un accidente, el seguro no nos cubra los daños. O la póliza puede cubrir robos, pero no hurtos, que son sustracciones de objetos al descuido sin violencia. Incluso algunas pólizas dejan de cubrir cuando la casa lleva un determinado período de tiempo sin ser habitada.

 

Por todo ello es tan importante informarse bien de lo que se está contratando y no atender única y exclusivamente al precio del seguro. En nuestro comparador de seguros, al final de la comparativa, podrás ver de una manera fácil y rápida las principales coberturas de cada seguro para poder decidir el seguro más barato que además nos cubra bien.

 

Cómo hacer una reclamación al seguro

 

En primer lugar hay que intentar por todos los medios llegar a un acuerdo amistoso con la aseguradora. Es vital informarse bien de las condiciones del contrato firmado con la aseguradora para tener la certeza de que la reclamación es sólida. Cada aseguradora tiene un servicio de atención al cliente que podemos utilizar y que debería respondernos con una resolución motivada, argumentada y clara en un plazo no superior a dos meses.

 

Si agotamos esta vía sin recibir una respuesta satisfactoria para nuestros intereses, entonces podemos poner una reclamación en la propia DGSFP a través de su servicio de reclamaciones o bien interponer una queja en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) o en el Banco de España, según corresponda en función del producto objeto de la reclamación.

 

Agotadas todas estas vías ya no quedaría otra opción que actuar por la vía judicial interponiendo una demanda judicial o utilizar algún órgano arbitral aceptado por ambas partes, como una organización de consumidores. La vía judicial debe ser siempre la última opción por su alto coste material y personal.

 


AHORRA EN TUS SEGUROS: Compara más de 30 aseguradoras en 3 minutos  
 

 

Más información: