acierto.com
Rignault AXA

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Dragui, es muy consciente de que el rescate de Chipre ha provocado una enorme incertidumbre sobre la garantía de los depósitos en la Unión Europea, que actualmente protege a los inferiores a 100.000 euros. Sin necesidad de ir más lejos, la banca española acumulaba en febrero dos meses de descensos de los depósitos.

 

Los depósitos bancarios experimentaron en febrero su segundo mes consecutivo de caídas (un 0,14%) y dejaron el saldo en 1.483.941 millones de euros. Así, en el último año, y pese al mejor comportamiento de los depósitos en la segunda mitad de 2012, las entidades financieras españolas vieron ‘fugarse’ más de 91.117 millones desde febrero de 2012, tal como reflejan las estadísticas publicadas por el Banco de España.

 

La principal caída en el saldo de depósitos la provocaron las instituciones financieras no monetarias (sociedades de valores, fondos de capital riesgo, instituciones de inversión colectiva, entre otras), que en un mes disminuyeron su posición en casi 10.000 millones de euros, como se deduce de los datos facilitados por el supervisor español.

 

Ese menor interés en los depósitos por parte de buena parte de los inversores institucionales no pudo compensar el aumento, en más de 3.500 millones de euros, de las colocaciones en estos productos por parte de los residentes en otros países de la eurozona.

 

Ni tampoco el incremento, de otros más de 2.500 millones en dos meses, de los hogares. Este dato indica que las familias españolas han incrementado sus depósitos pese a la reducción en la rentabilidad ofrecida por buena parte de la banca que opera en España. Esa reducción del rendimiento de los depósitos se debe a la penalización impuesta por el Banco de España a las ofertas agresivas.

 

En esto tiene mucho que ver que la deuda de las familias cayó un 4,3% en febrero, para situarse en 823.494 millones de euros, 37.541 millones menos que en el mismo mes de 2012, según las estadísticas del Banco de España, como contó acierto.com. Esta cantidad supone que el endeudamiento de los hogares se sitúa en el nivel más bajo desde mayo de 2007, y por tanto antes de la crisis que comenzó en el verano de 2007 por el hundimiento del mercado de hipotecas subprime en Estados Unidos, según las estadísticas del Banco de España.

 

Una batalla sin precedentes

 

Lo que es evidente, aunque el presidente del BCE Mario Draghi no se atreva a decirlo públicamente, es que la situación generada por el rescate de Chipre, que sí afectará a los depósitos no garantizados, a los superiores a 100.000 euros, está provocando una batalla sin precedentes por captar el ahorro que tiene dudas sobre la seguridad del dinero colocado en los bancos.

 

El propio ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha tenido que salir en varias ocasiones a calmar los ánimos de los ahorradores asegurando que en España y en toda la Unión Europea los depósitos bancarios por debajo de 100.000 euros "son sagrados" y están "absolutamente garantizados".

 

Pero AXA, uno de los gigantes europeos del seguro, ha aprovechado la oportunidad para enviar una carta a todos sus clientes en España en la que subraya que el rescate de Chipre "ha sentado un muy mal precedente". En la misiva, la filial española, cuyo consejero delegado es el francés Jean-Paul Rignault, recuerda con suma habilidad que "los seguros de vida, legalmente, son bienes no embargables”. “Por tanto, si en España asistiéramos eventualmente a una quita en los depósitos, esto no afectaría a los productos contratados en AXA", subraya.

 

Aunque el mensaje de AXA a sus clientes españoles deja claro que "es verdad que España no es Chipre" y que las instituciones europeas han asegurado que la quita parcial a los ahorradores chipriotas es una medida extraordinaria que no se extrapolará a otros países europeos, también recuerda que la eurozona “ha cruzado una línea roja".

 

Porque a pesar de los desmentidos oficiales, las dudas de los ahorradores de los países europeos bajo los focos, como España o Italia, donde gran parte del dinero está colocado en depósitos bancarios, no paran de aumentar.

 

"¿Qué va a pasar a partir de ahora si vuelven las tensiones y vuelven a sonar tambores de rescate? ¿La gente se seguirá fiando o correrá a retirar su dinero?", se pregunta retóricamente AXA en la carta.

 

El seguro de Vida se distancia del depósito

 

La entidad aprovecha la ocasión para vender sus propuestas. Explica a sus clientes que "ante esta situación de incertidumbre, resultan especialmente interesantes los productos de ahorro y de inversión que ofrecen las aseguradoras, y en concreto el grupo AXA, ya que la entidad jurídica y el tratamiento fiscal de los productos que ofrecemos es el de seguro de Vida, y por tanto nada tiene que ver con los productos bancarios", en clara referencia a los depósitos.

 

Otras aseguradoras están haciendo lo mismo que AXA, aunque sus mensajes no han salido a la luz como la carta enviada por el grupo francés a sus clientes en España. La decisión del Banco de España de enfriar la denominada guerra del pasivo, penalizando las ofertas agresivas de captación de depósitos, y la incertidumbre sobre si un rescate a España terminará castigando a estos productos, alimentan la inseguridad del ahorrador.

 

Que una de las grandes aseguradoras europeas como AXA lance a sus clientes una invitación tan clara para que den el salto desde los depósitos hasta los seguros de Vida demuestra la confusión que se ha adueñado del ahorrador europeo y, sobre todo, del español desde el rescate de Chipre.

 

Algunas ofertas

 

El Plan Ahorro Fácil de Mutua Madrileña requiere una inversión de 30 euros, ofrece el 4,25%, aunque se aplica una comisión de un punto, por lo que realmente es el 3,25%. Aunque está concebido para el largo plazo, este seguro de Ahorro recuperar el dinero cuando quiera sin penalización algún, y revisa su rentabilidad con carácter trimestral para que el cliente conozca por anticipado cuál será ésta.

 

AXA ofrece Cuenta y Aumenta, con un interés medio obtenido para cualquier aportación realizada desde su creación, en 2005 del 4,17%.

 

Mapfre ha lanzado un seguro de Ahorro a cuatro años, Millón Vida, que garantiza una rentabilidad del 3,85% a partir de un importe mínimo de 3.000 euros.

 

También están los bancos. BBVA ofrece un seguro de Vida Ahorro, el Europlazo 25 meses, en el que el inversor hace una aportación única (mínimo, 600 euros) a ese plazo, con una remuneración máxima del 2,31%. Permite rescatar el capital a partir del sexto mes.

 

Por último destacar el fondo Ahorro Satisfacción del El Corte Inglés.

 


AHORRA EN TUS SEGUROS: Compara más de 30 aseguradoras en 3 minutos  
 

Añadir comentarios
  • No se han encontrado comentarios