acierto.com
Compra en un supermercado

¿Qué es la fecha de caducidad de un producto? ¿Y la de consumo preferente? ¿Es lo mismo o por el contrario se refieren a dos magnitudes diferentes? Estas son preguntas a las que la mayoría de consumidores no saben responder. Así lo ha determinado la última encuesta realizada por la Confederación Española de Consumidores y Usuarios (CECU) que ha revelado que el 60% de los consumidores no conoce el significado de la fecha de caducidad confundiéndola a menudo con la de consumo preferente. 

 

En esta encuesta realizada por CECU, dentro de su campaña #NoalCubo contra el desperdicio de alimentos en los hogares, se observa también que el 47% de los consumidores se niega a pedir la comida sobrante en los restaurantes para llevársela a casa. Sin embargo, el 75% de los encuestados reconoce que sí compraría fruta o verdura con un aspecto no homogéneo si su precio fuera más bajo de lo normal. 

 

La campaña #Noalcubo de CECU pretende concienciar a los consumidores de la importancia de no desperdiciar la comida y, para lograrlo, además de esta encuesta, la Organización planea la puesta en marcha de un taller con niños contra el desperdicio de alimentos, la realización de un concurso de fotografía y  la edición de tres vídeos divulgativos, entre otras medidas.

 

Diferencia entre fecha de caducidad y consumo preferente

 

Por un lado, la fecha de caducidad indica la fecha límite de consumo recomendada. Pasada esta fecha no se recomienda consumir el producto, especialmente si se trata de alimentos crudos, puesto que nos arriesgamos a resultar intoxicados, o algo más grave.

 

Por otro lado la fecha de consumo preferente indica al consumidor la fecha límite de duración mínima del producto. A partir de esa fecha el fabricante no garantiza que la calidad sea máxima y el producto mantenga intactas todas sus cualidades. En este caso su ingesta no supone ningún tipo de riesgo para la salud, no es peligroso consumirlos, aunque puede que el producto haya perdido alguna de sus cualidades como olor, sabor, textura, etc. Esta fecha se suele indicar con la frase “consumir preferentemente antes de”.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?