acierto.com

Poco a poco ING Direct empieza a dejar vislumbrar cual va a ser la posición que presumiblemente  tomará en cuanto al cobro de comisiones a sus clientes. El banco holandés que inicialmente se puso de perfil evitando pronunciarse sobre si compensaría las comisiones que cobraran a sus clientes si sacaban efectivo de otros cajeros, se le puso en un brete cuando el ministerio de Economía decretó que el reembolso de esa comisión no iría directamente al cliente sino a la entidad emisora de la tarjeta y posteriormente esta entidad fuera quien decidiera si ese cobro lo trasladaba a su cliente.

 

A ING Direct ya no le valía mirar hacia a otro lado, le tocaba decidir si asumiría la entidad el coste de esa operación o le impondría a sus clientes un recargo por la prestación de ese servicio. Aunque aún no ha habido una respuesta oficial a ese respecto, en el documento "Anexo de Precios al Contrato de Prestación de Servicios de Personas Físicas de ING DIRECT,  que ha sido modificado recientemente a raíz del Reglamento del ministerio de Economía, se vislumbra que será el cliente quien finalmente asuma el coste de esa operación.

Más concretamente, en la página siete del documento señalan literalmente que “el Real Decreto-ley 11/2015 establece que el banco propietario del cajero fija la comisión a cobrar al banco emisor de la tarjeta por el uso de su red. Esta comisión se informará a través de las pantallas del cajero con antelación a la ejecución de la operación. De conformidad con la regulación ING BANK no repercutirá a sus clientes una comisión superior a ésta. Puede consultar en www.ingdirect.es la información actualizada sobre cajeros”.

De esta forma, ING Direct está reconociendo que una cuantía o el total del coste de la operación se lo va a trasladar a sus clientes, se aleja de las medidas adoptadas por otras entidades como por ejemplo Banco Mediolanum y Evo banco quienes sí anunciaron que (bajo ciertas condiciones) sí que asumirían la comisión que se les aplicara a sus clientes y entrando en contradicción con uno de sus eslóganes más conocidos ‘sin comisiones’. El banco holandés la estrategia que ha seguido estos tiempos, es llegar a pactos con otras entidades para que sus clientes pudieran usar sus cajeros sin que a sus clientes se les aplique esa comisión. Sin embargo, salvo en el caso del Banco Popular, por el momento  no ha tenido mucho éxito. ING Direct trato de unirse a la alianza ‘anticomisiones’ que hicieron Bankia, Sabadell y todas las antiguas cajas de ahorro que pertenecían a la red Euro6000, pero su incorporación fue rechazada ya que esa entidad aportaba millones de clientes que se beneficiarían de ese pacto pero apenas cajeros que permitieran que los clientes de las otras entidades acordantes salir favorecidos con ese acuerdo.

Sea como fuere, ING Direct durante el presente año sigue aumentando su número de clientes en España (que ya alcanza los 3,21 millones), a pesar de que la rentabilidad en muchos de sus productos para el ahorro ha caído y desde marzo de este año comenzó la guerra de comisiones con Caixabank de avanzadilla. Habrá que ver si finalmente se hace oficial que el banco holandés trasladara a sus clientes el coste de sacar efectivo de cajeros de otros bancos y si dicha medida afecta a su número de clientes.