acierto.com

Son un tipo de aplicaciones que están empezando a proliferar y que permiten convertir el teléfono móvil en una suerte de cartera electrónica para hacer pequeños pagos entre el usuario y su grupo de amigos y contactos. El principal valor añadido de este tipo de aplicaciones es que facilitan enormemente la gestión para quien -dentro de un grupo de amigos- organice un evento y se encargue de reunir a la gente para que ponga su dinero. Por ejemplo, una persona que organizara una cena de Navidad, con una de estas aplicaciones simplemente tendría que hacer un chat o un grupo similar al que se haría por Facebook o WhatsApp, introducir a las personas invitadas al evento y a través del chat y mandar el dinero.

Si bien esta modalidad de pagos está bastante extendida en el mundo anglosajón donde la denominan “friendly payments”; actualmente no existen muchas aplicaciones dedicadas a esta actividad en España, las más destacadas son Yaap y Cashually. En el caso de la primera, consiste en descargar la aplicación al móvil, asociarla a la tarjeta de crédito y una vez hecho eso puedes enviar o solicitar dinero a los contactos de la agenda telefónica que también tengan esa misma aplicación. Las transferencias que se hagan a través de ella son gratuitas y están exentos de comisiones. Cashually sigue un procedimiento prácticamente idéntico, con la diferencia que potencia más el uso del chat como forma para permitir las transferencias de dinero entre los participantes.

A este grupo de aplicaciones se le va a unir ahora otra desarrollada por el banco holandés ING Direct, se trata de Twyp. Al igual que las aplicaciones ya existentes, para utilizar Twyp solo hay que descargar la aplicación en el móvil, hacer una configuración sencilla adaptándola a las necesidades del usuario, debes asociar a la aplicación una tarjeta de crédito o una cuenta bancaria (¡ojo! Tanto la tarjeta de crédito como la cuenta bancaria no tienen por qué ser de ING Direct, tampoco es necesario ser cliente de ING Direct para poder usarla). Al igual que con Yaap o Cashually, no hay comisión ni recargo alguno por las transferencias las cuáles tienen un tope de 1.000 euros al cabo del año para transferir dinero a alguien de la red de contactos del usuario, al igual que hay un tope máximo de 1.000 euros de pagos a recibir por parte de los usuarios, como un tope máximo de 1.000 euros al año para retirar de la cuenta en Twyp y transferirlo a la cuenta bancaria.

Twyp tiene una ventaja añadida sobre las otras aplicaciones. Al ser una aplicación respaldada por “el banco naranja”, Twyp se basa en el sistema de seguridad de pagos de ING Direct, con lo que cualquier pago que se haga es comprobado exhaustivamente y se registra atendiendo a las leyes internacionales. Los motivos por los que ING Direct ha lanzado esta aplicación son varios. En primer lugar, al usar esa aplicación todo el dinero que se deposite en las cuentas Twyp es como si estuviera depositado en ING Direct, con lo que es como si le estuviéramos prestando dinero gratis para que esta entidad lo pueda usar para conceder créditos o préstamos. Por otro lado, Al lanzar esta aplicación el banco holandés se vuelve pionero en el mercado español en explorar este mercado el cuál tiene potencial de crecimiento futuro. Al mismo tiempo, la decisión de ING Direct puede llevar a otros bancos a garantizar servicios y aplicaciones similares con lo que es bastante probable que estemos en la antesala de una proliferación de nuevas aplicaciones y de un mayor desarrollo de este mercado.