acierto.com
La bronca está servida. Caixabank fue la primera entidad en abrir la caja de los truenos al anunciar que cobrará dos euros a los no clientes que usen sus cajeros para retirar su efectivo. Le siguió el BBVA que este mes de julio anunció que implementaría esta misma medida y la última de las grandes entidades en seguirla ha sido el Santander que en boca de su consejero delegado señaló que en el lapso de dos meses o dos meses y medio también se sumaría a esta práctica.

 

Con la suma de estas tres entidades habría un total casi de 20.000 cajeros que cobrarán dos euros de comisión a quienes no sean clientes de estas entidades. Dado que según los datos más recientes del Banco de España (del primer trimestre de 2015), hay 50.300 cajeros repartidos por toda España el “triunvirato” que conformen estas tres entidades supondrá que alrededor del 40% de los cajeros cobrarán dos euros a quienes retiren dinero en efectivo en caso de no ser clientes de esas entidades. Y todo ello en el caso que otras entidades también se sumen a esta práctica, como es el caso de Banco Sabadell que ha dicho que estudia aplicar también esta medida lo que supondría sumar sus casi 3.200 cajeros a los 20.000 que aúnan Caixabank, BBVA y Santander. No obstante, hay entidades como Bankia y Bankinter que han decidido desmarcarse y han señalado que no cobrarán este tipo de comisiones, lo que asegura –por el momento- unos 6.000 cajeros que suman estas entidades que no cobrarán esta comisión.
 

SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?  
 
 
Esta decisión no ha gustado nada a organizaciones defensoras de los derechos de los consumidores como OCU y Facua quienes han anunciado que emprenderán acciones legales contra las entidades que apliquen esta comisión, ya que de implementarse esta medida se estaría aplicando una doble comisión por aplicar el mismo servicios. También Adicae se ha sumado a las denuncias y ha presentado ante la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) un documento en el que denuncian igualmente la doble comisión por prestar el mismo servicio. Por su parte, el Banco de España que había sido criticado por estas tres organizaciones por su pasividad ante la implantación de estas medidas emitió un comunicado el 31 de julio en el que señala que la retirada de efectivo de un cajero constituye un único servicio independientemente de que quien lo haga sea cliente o no de la entidad. De tal forma, al ser un único servicio sólo le corresponde el cobro de una comisión ya sea por la entidad emisora de la tarjeta o por la entidad propietaria del cajero.
 
En medio de todo este revuelo las entidades Evo Bank, ING Direct o Enovanca que entre sus tarjetas hacían gala del eslogan “sin comisiones”. Tienen el dilema de asumir ellas el coste que suponga que sus clientes saquen dinero de los cajeros de otras entidades (cómo ha dicho que hará Evo Bank) o dejar que su eslogan se convierta en palabras vacías y que sean sus propios usuarios quienes asuman el pago. Por el momento, ni ING Direct ni Enovanca se han pronunciado al respecto.