acierto.com
Torre de Control

Si te gusta viajar y te gusta ahorrar, no puedes perderte esta guía en la que te explicamos paso a paso cómo conseguir billetes de avión baratos sin caer en ninguna triquiñuela de las aerolíneas y es que estamos convencidos de que los vuelos se llevan una parte muy importante de nuestro presupuesto cuando salimos de vacaciones y queremos que aproveches hasta el último céntimo de tus ahorros.

 

 

 

 

 

Indice. Directo a lo que te interesa:

  1. Usa los comparadores y la webs de las aerolíneas
  2. Cómo funciona el sistema de reserva de vuelos
  3. Ofertas de las aerolíneas
  4. Tarjetas de puntos de las aerolíneas
  5. Cuándo es más barato comprar
  6. La importancia de la antelación... y del último minuto
  7. Las mejores Apps
  8. Cuidado con las tasas
  9. Tus derechos no son 'low cost'
  10. Los cambios y cancelaciones salen muy caros
  11. Newsletters, una buena forma de mantenerse informado

 

Usa los comparadores y las webs de las aerolíneas

 

En primer lugar la clave está en comparar. Hay que buscar y comparar precios en todos los sitios webs posibles. Los comparadores 'online' son muy útiles para hacernos una idea de los precios. Además, su uso es muy sencillo, sólo tenemos que meter los datos de ida, vuelta y número de billetes y nos ofrecerá una selección de precios de menor a mayor con todas las aerolíneas. Normalmente, cuentan con una opción para fechas aproximadas que nos dará precios aún mejores. Si nuestras fechas son flexibles, siempre debemos echar un vistazo, el ahorro puede ser de hasta el 50%.

Te recomendamos que uses alguno de los siguientes comparadores: Skyscanner.es, Mirayvuela.com, Vuelosbaratos.es ó Vuelosbaratos.com, Trabber.es o Vuelo24. En todos ellos encontrarás acceso a vuelos 'low-cost' y de aerolíneas tradicionales.

Además no te olvides las agencias 'online':  Rumbo, Edreams, Muchoviaje, Destinia, Logitravel o Atrapalo.com son estupendas para tener una idea aún más amplia de precios.

Una vez que hayas hecho una búsqueda en comparadores y agencias, busca en la web de la aerolínea elegida. Es posible que te lleves una sorpresa y encuentres el billete aún más barato ya que las agencias online también cobran comisión, aunque suele ser siempre inferior a la de una agencia tradicional.

Y por último, compara la diferencia entre comprar la ida y la vuelta juntas o por separado, quizás te sorprendas y consigas un mejor precio comprando los vuelos por separado.

 

Cómo funciona el sistema de reserva de vuelos

 

Los vuelos se reservan con el sistema Amadeus, una empresa proveedora de soluciones tecnológicas para la industria de los viajes que surgió tras la alianza de Air France, Lufthansa, Iberia L.A.E., y Scandinavian Airlines System y que tiene su sede central en Madrid. Amadeus está especializada en soluciones informáticas para crear reservas de aerolíneas, trenes, cruceros, alquiler de coches, hoteles y viajes.

Este sistema lo utilizan 67.000 agencias de viajes y 10.000 oficinas de ventas de aerolíneas en todo el mundo. Con Amadeus se pueden hacer reservas con: 490 aerolíneas (más del 95% de los asientos de las aerolíneas del mundo), 79.266 hoteles, 30 compañías de alquiler de coche,17 compañías de crucero y otros proveedores como ferrys, trenes, aseguradoras o touroperadores.

Además de Amadeus hay otras tres grandes empresas de soluciones tecnológicas: Sabre, Galileo y Worldspan.

 

Ofertas de las aerolíneas

 

Tanto las aerolíneas convencionales como las de bajo coste lanzan ofertas de manera periódica. Ahora mismo aún estás a tiempo de aprovechar la oferta de un millón de plazas de Iberia, pero la empresa española no es la única en ofrecer jugosos descuentos.

Desde hace unos meses, la irlandesa Ryanair se ha abonado a los 'lunes locos'. Esta promoción sale en la medianoche del martes y se puede comprar durante martes, miércoles y jueves. Lanzan cien mil plazas en más de 1.000 rutas europeas aunque sólo publicitan el destino más barato.

Mientras que Vueling contraataca con un millón de vuelos a 30 ó 35 euros. Esta oferta suele salir en la primera semana de cada mes. Si los lunes es el día de las ofertas en Ryanair, EasyJet se lanza con los Jueves Locos. Para acceder a estas ofertas hay que seguir la página de Facebook de la aerolínea pues es en ella donde sacan las ofertas.

 

 

Tarjetas de puntos de las aerolíneas

 

Otra forma de ahorrar es utilizando las tarjetas de puntos de los programas de fidelización de las aerolíneas. Compañías como Iberia ofrecen un programa de puntos Iberia Plus con cuatro tipos de tarjeta en función del uso que se haga de ello. La empresa española pertenece a la alianza OneWorld, que integran doce aerolíneas por lo que se extienden las ventajas a las aerolíneas de dicha unión. Los puntos (Avios) se pueden canjear por vuelos, noches de hotel y alquiler de coches, en ofertas de ocio o realizando compras en los más de 90 'socios' de Iberia. También se pueden usar para para acceder a una clase superior cuando se vuele en clase turista. Además, si no tienes Avios suficientes puedes abonar la otra parte con dinero.

Vueling tiene el Programa Punto, por el que canjean los puntos acumulados por vuelos o al pertenecer a Iberia se pueden sumar a los puntos de Iberia Plus.

Mientras, Air Europa se unió a 'Flying Blue' de Air France y KLM. En este caso se acumulan millas que también se pueden cambiar por billetes de regalo, viajar con más equipaje, pasar a una cabina superior en el avión y acceder a salas VIP.

Ryanair no tiene ninguna tarjeta de fidelidad, pero sí una Visa con la que, comprando habitualmente, se pueden llegar a conseguir hasta cinco vuelos gratuitos al año. Eso sí, la disponibilidad y reserva de los mismos pueden ser muy restrictivas.


Cuándo es más barato comprar

 

Según un estudio del periódico 'Wall Street Journal', el mejor día para comprar billetes de avión baratos es el martes. Las aerolíneas suben los precios de viernes a domingo, ya que son los días que la gente tiene más tiempo para buscar viajes. De este modo, los vuelos no vendidos se lanzan en oferta entre el lunes a última hora, rozando la media noche (se puede ahorrar un 25%) o el martes (más barato aún).

 

Otro estudio de la Universidad Carlos III de Madrid precisa que es mejor adquirir los vuelos por la tarde y ocho semanas antes de viajar.

 

Además, es preferible comprar los billetes para volar entre semana y a primera o a última hora, que en las horas centrales del día o los fines de semana, cuando serán bastante más caros. De este modo, los martes y miércoles son los mejores días para volar, desde el punto de vista económico, ya que son los días con menos tráfico en los aeropuertos, al contrario que los viernes y domingos que son los días de mayor actividad.

En lo que se refiere a vuelos internacionales, es conveniente que reserves tus billetes con un mínimo de 12 semanas de antelación. Además también puedes conseguir precios especiales si vuelas a aeropuertos pequeños, situados en ciudades cercanas a tu destino, que no tienen tanta afluencia de turistas.

Un truco que te puede ayudar a ahorrar en tus billetes de avión cuando reserves por Internet es borrar las cookiess de tu ordenador. Si has estado ojeando precios para un vuelo en concreto, las cokies de tu ordenador informarán de esto a la aerolínea que subirá el precio del vuelo en cuestión. Así si borras las cokies, las aerolíneas estarán ajenas a tus preferencias y ofrecerán precios más aleatorios.


La importancia de la antelación... y del último minuto


Casi todos los estudios coinciden en recomendar la compra de billetes entre 30 días y tres meses antes de viajar. Sin embargo, si la compañía espera una gran demanda en las fechas que nos interesan, no sacará vuelos baratos. En ese caso, según se vaya acercando el día elegido si sigue habiendo plazas vacías, habrá grandes ofertas, ya que no interesa volar con pocos pasajeros.

Por otro lado, la revista Smarter Lifestyles ha elaborado una encuesta en la que varias agencias de viajes coinciden en que la antelación ideal para reservar tu vuelo y conseguir así el mejor precio es de 21 días.

 

Las mejores Apps


Para ahorrar puedes usar tu móvil ya que hay bastantes apps que te permitirán consultar los mejores precios. El comparador Skyscanner también cuenta con una aplicación, disponible para iPhone, iPad, Android, Windows Phone y Blackberry. Podrás comparar entre más de 1.000 aerolíneas con 1.000.000 de rutas disponibles. Además, puedes reservar con ella.

La agencia Rumbo también cuenta con su aplicación para iPhone y Android. Te permite crear alertas eligiendo el origen, destino y fechas preferidas y buscas en tiempo real vuelos.

Si lo que quieres es saber si tu vuelo sufre algún retraso, debes descargarte Infovuelos (disponible para iPhone y Android). La búsqueda se puede hacer por número de vuelo, si te lo sabes, que es la opción más rápida, o por aeropuerto de origen y/o destino, aerolínea, y franja horaria. Tiene información de más de 4.000 aeropuertos. Y si vuelas desde o hasta Estados Unidos podrás ver en la pantalla la velocidad y la posición de tu avión.

Otra aplicación similar es FlightTrack. Ofrece información en tiempo real sobre puertas de embarque, retrasos o cancelaciones en 3.000 aeropuertos del mundo y 1.400 aerolíneas. En el aire, ofrece información sobre la zona por la que está volando en ese momento nuestro avión, así como la altitud y velocidad a la que lo hace.

Por último, te recomendamos Passbook. Sirve para almacenar tarjetas de embarque. Tiene en cuenta la hora y el lugar, por lo que la tarjeta aparecerá automáticamente en la pantalla cuando la necesite. Además, nos avisa si el avión cambia de puerta.

 

Cuidado con las tasas

 

Las tasas de aeropuerto pueden encarecer mucho tu billete (una media de 40 euros) y no siempre están incluidas, así que cuando vayas a hacer tu reserva fíjate en este aspecto. Otra cosa a tener en cuenta es el equipaje que nos permite facturar, cada compañía tiene una política al respecto, conocerla nos evitará disgustos innecesarios en la cola de facturación.

También debes tener en cuenta los gastos de gestión (que aplican las agencias 'online' y que suelen rondar los 15 euros) y el recargo que aplica Ryanair por no imprimir la tarjeta de embarque (40 euros), o por pagar por ciertas tarjetas de crédito (unos 8 euros).

 


Tus derechos no son 'low cost'

 

Compres el billete al precio que lo compres, tienes una serie de derechos, que podrás consultar en todos los aeropuertos y que son:

  • El derecho a la información.
  • El derecho al reembolso o modificación de trayecto  si el vuelo se cancela o se te deniega el embarque.
  • El derecho al reembolso si el vuelo se retrasa durante cinco horas o más.
  • El derecho a la asistencia y, en determinadas circunstancias, el derecho a la compensación en el caso de cancelación, gran retraso o embarque denegado.
  • El derecho a reclamar y a tener acceso a compensaciones.
  • El derecho a viajar en las mismas condiciones  que otros ciudadanos si usted tiene una discapacidad o movilidad reducida.

 

La legislación europea también estipula quién es responsable en caso de gran retraso, muerte, lesiones o equipaje extraviado, para asegurar que usted siempre obtendrá aquello a lo que tenga derecho.

 

Los cambios y cancelaciones salen muy caros

 

La mayoría de las aerolíneas no reembolsan el importe del billete a menos que sea una causa de fuerza mayor o cancelación por parte de la compañía de la reserva.

Los cambios de titular del billete, día, hora llevan recargo, pero están permitidos hasta dos horas antes de la salida del avión y siempre que no se haya hecho el 'check-in'.

Eso sí, la clase turista con restricciones no suele admitir ningún cambio, cancelación ni reembolso. Por eso, es recomendable contratar un seguro en el caso de no tener del todo claro nuestro viaje.


Newsletters, una buena forma de mantenerse informado

 

Por último, es muy útil inscribirse a las newsletters de nuestras aerolíneas favoritas o de agencias online. Así estaremos al día de las últimas ofertas y promociones y podremos aprovecharlas. También es útil seguir sus redes sociales. Y si quieres estar al tanto de las ofertas más ahorrativas no te puedes perder nuestro boletín semanal.